COVID-19, Clínicas con Protocolos de SEGURIDAD-DentalQuality® para la protección de sus pacientes.

¿ERES LA CLÍNICA DENTAL REFERENTE EN TU ZONA?

Únete a las clínicas con el exclusivo Sello de Calidad DentalQuality®, que certifica solo a las que son capaces de cumplir con los más altos y estrictos requisitos de calidad. Solicita más información

5 formas de evitar la pérdida de dientes

evitar la pérdida de dientes

5 formas de evitar la pérdida de dientes

¿Cuántas veces has escuchado que lo normal es ir perdiendo los dientes con los años? Creer que envejecer va ligado a perder piezas dentales constituye un error muy común.

Y es que, a pesar que hacerse mayor implica reforzar ciertos hábitos relativos a la salud general, la dentadura no tiene por qué verse perjudicada siempre y cuando se cuide su mantenimiento.

Desde DentalQuality® te explicamos cómo evitar la pérdida de dientes a través de una serie de consejos que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida.

Cómo evitar la pérdida de dientes

Higiene bucodental: la principal barrera para evitar la pérdida de dientes

Tu día a día juega un papel primordial a la hora de evitar la pérdida de dientes con el paso de los años. Y es que los hábitos de higiene bucodental son la clave para evitar la aparición de patologías bucodentales como la caries o las enfermedades periodontales.

Para que esta rutina sea efectiva, es importante seguir una buena higiene siempre, tanto si te encuentras en tu hogar como cuando estés fuera de casa. Para esto último, los kits de viaje resultan muy útiles para no descuidar el cepillado tras las comidas estés donde estés.

¿Cuál es la rutina más óptima para evitar la pérdida de dientes en un futuro? El número de cepillados mínimo diario debe ser al menos de tres, siempre tras las comidas. Estos cepillados con dentífrico deben prolongarse durante unos minutos, en los cuales es importante repasar todas las piezas dentales cepillando de arriba a abajo y sin ejercer excesiva fuerza.

Lo más aconsejable es que la higiene nocturna sea algo más concienzuda, aprovechando que dispones de más tiempo antes de irte a dormir. Es en este momento cuando no debes olvidar completar tu higiene empleando hilo dental, un complemento imprescindible para evitar que queden restos de comida adheridos entre los dientes.

Finalmente, también es recomendable emplear un colutorio -enjuague bucal- para complementar la limpieza. Es importante, eso sí, que este haya sido recomendado por tu dentista de confianza, ya que cada persona tiene necesidades específicas.

Mantén unos buenos hábitos de alimentación 

Para mantener una dentadura sana durante toda la vida y evitar la pérdida de piezas dentales, es esencial cuidar la alimentación.

Una dieta equilibrada no sólo te proporcionará los nutrientes y las vitaminas necesarias para mantener el buen estado de tu salud oral.

También, evitar los alimentos procesados, los azúcares industriales y las harinas refinadas te ayudará a evitar que las bacterias de la boca fabriquen ácidos perjudiciales para los dientes.

Productos como las bebidas azucaradas, los zumos industriales y las golosinas deben ser consumidas con mucha cautela, al igual que debe evitarse lo máximo posible el consumo de bebidas alcohólicas.

Tampoco hay que descuidar los riesgos que conlleva comer determinados alimentos: los frutos secos, el marisco y, en definitiva, los alimentos con cáscara, pueden provocar lesiones en el esmalte dental si no se tiene cuidado.

Cuidado con las señales de alerta 

Una de las maneras más efectivas de evitar la pérdida de piezas dentales es estar atento a las señales de alerta de nuestra boca.

La prevención es el arma más efectiva contra cualquier enfermedad o alteración bucal, motivo por el que conviene estar especialmente alerta ante determinados síntomas.

Un ejemplo de ello es el sangrado de encías, una de las señales más habituales de estar sufriendo gingivitis. La gingivitis es una enfermedad periodontal que afecta a la salud de las encías, y cuyo control es necesario para frenar su evolución y, como consecuencia, evitar la pérdida de dientes. 

Otras señales que indican que algo no va bien en la salud de tu dentadura pueden ser el mal aliento y la sensibilidad dental. Ante cualquier síntoma, es muy importante pedir cita en tu dentista de confianza.

Evita el estrés

El bienestar mental es otro aspecto a tener en cuenta si quieres conservar tu dentadura toda la vida. Y es que el estrés puede desembocar en patologías como el bruxismo, es decir, el rechinar involuntario de los dientes.

Cuando la tensión provoca alteraciones de este tipo, si no se pone remedio, las consecuencias pueden incluir microfisuras y la erosión progresiva del esmalte, el tipo de daños que a corto o a largo plazo pueden derivar en la pérdida de los dientes,

Visita a tu dentista regularmente 

Finalmente, para conservar todas tus piezas dentales por más que pasen los años, es imprescindible acostumbrarse a las visitas periódicas al dentista.

Acudir a un especialista al menos una vez al año te ayudará a prevenir y a detectar precozmente posibles enfermedades.

De esta manera, no sólo evitarás su evolución a fases más graves -y, por lo tanto, con mayor riesgo de pérdida de piezas-, sino que también te ahorrarás molestias y tratamientos más costosos.

Por otro lado, las visitas periódicas también te servirán para realizarte las tan necesarias limpiezas bucodentales profesionales, así como para recibir asesoramiento por parte del equipo de especialistas de tu clínica sobre cualquier duda que poseas sobre salud dental.