¿ERES LA CLÍNICA DENTAL REFERENTE EN TU ZONA?

Únete a las clínicas con el exclusivo Sello de Calidad DentalQuality®, que certifica solo a las que son capaces de cumplir con los más altos y estrictos requisitos de calidad. Solicita más información

Sangrado de las encías y cómo prevenirlo

sangrado de las encias y como prevenirlo

Sangrado de las encías y cómo prevenirlo

¿Te sangran las encías? Podemos decir claramente que cuando sangran las encías es que hay algún problema. Pese a lo que se pueda escuchar alguna vez, el sangrado de encías no es lo normal. No es positivo, y siempre indica alguna enfermedad que afecta la salud bucodental. ¡Afecta a tu salud en general! 

Es cierto que a veces pueden sangrar las encías tras un episodio concreto como el mordisco a un alimento muy duro. O que también es habitual el sangrado durante procesos hormonales asociados a la menstruación, la pubertad e incluso la menopausia. Pero en el resto de ocasiones, si sangran nuestras encías nos están indicando que están sucias e inflamadas. 

Esa falta de higiene bucal y la posterior inflamación son señales de dos posibles enfermedades. Una más leve, como es la gingivitis y otra más grave, la periodontitis, que es la evolución de la primera. 

La gingivitis es fruto de la presencia de bacterias en la zona entre el diente y la encía. Un problema que va más allá de la estética, ya que supone un debilitamiento de las encías, su inflamación y el posterior sangrado. 

Es algo que sencillamente solucionaremos con unas técnicas de limpieza adecuadas. Pero en el caso de que no hagamos eso, el problema irá a más, hasta convertirse en un caso de periodontitis. En este supuesto, las bacterias ya afectan a la raíz de los dientes y al hueso. Se trata de una patología más dolorosa y con peor remedio. En el peor de los casos puede concluir con la pérdida de alguna pieza dental.

Para evitar llegar a esta situación, los expertos odontólogos de las clínicas certificadas por DentalQuality® queremos darte unos consejos claves para el sangrado de tus encías:

4 consejos para que dejes de decir que me sangran las encías 

El consejo básico para cuidar tus encías es mantener la mejor higiene bucal posible. Así que te vamos a indicar cómo llevarla a cabo. 

  • Cómo hacer el cepillado diario: Los dientes hay que cepillarlos después de cada comida. Pero no solo consiste en cepillar sin más. Tiene que ser una acción efectiva. Es decir, debemos invertir al menos dos minutos en él. Y prestando especial atención a la zona más conflictiva que es la unión entre los dientes y las encías. Colocar el cepillo en un ángulo de 45 grados y así aplicarlo de forma suave y rotatoria en esa zona. Y mucho mejor si primero nos limpiamos toda la dentadura, por delante y por detrás, usando la mano derecha, y después la izquierda, ya que así cambiamos los giros y la posición del cepillo llegando a distintos puntos. Y pon especial atención a tu pasta de dientes, ¿es la mejor para tu salud bucodental?
  • Usar la seda dental: Tras el cepillado, al menos en el de la noche, hay que repasar los espacios interdentales con la seda dental. El mejor aliado para evitar la placa bacteriana que acaba atacando a las encías.
  • Limpiar sin miedo: El motivo de un sangrado de encías nunca es por un cepillado agresivo ni por el uso de la seda dental. Si sangran las encías es por otro motivo, así que nunca dejar la cuestión de la limpieza bucal por esta razón, ya que contribuiremos a agravar el problema.
  • Acude al dentista: Si el sangrado de encías persiste, pide cita en tu dentista de confianza. Él puede proceder a una limpieza más profunda, y recomendarte las mejores herramientas para enfrentarte a este problema antes de que no tenga remedio.
  • Es decir, los odontólogos te podemos recomendar el mejor cepillo, la mejor pasta dentífrica que siempre llevará flúor, e incluso el colutorio más apropiado para tu problema.

¡No lo dudes, si sangran tus encías, ve al dentista y ponle freno antes de que se convierta en un problema mayor!

Encuentra tu clínica certificada