COVID-19, Clínicas con Protocolos de SEGURIDAD-DentalQuality® para la protección de sus pacientes.

¿ERES LA CLÍNICA DENTAL REFERENTE EN TU ZONA?

Únete a las clínicas con el exclusivo Sello de Calidad DentalQuality®, que certifica solo a las que son capaces de cumplir con los más altos y estrictos requisitos de calidad. Solicita más información

Xerostomía: ¿por qué tengo la boca seca?

xerostomía por que tengo la boca seca

Xerostomía: ¿por qué tengo la boca seca?

Aunque la caries sea la enfermedad oral de la que más se escucha hablar, lo cierto es que existen otros trastornos bucodentales de gran prevalencia entre la población.

Uno de ellos es la xerostomía, también conocido como síndrome de la boca seca. Se estima que afecta entorno al 30% de la población y entre el 50% de los pacientes con covid-19 tienen la boca seca y sus efectos son muy desagradables para quienes lo padecen.

Hoy, desde DentalQuality, te explicamos qué causas provocan la xerostomía y de qué enfermedades puede constituir un síntoma.

¿Qué es la xerostomía?

La xerostomía es la sensación de sequedad bucal provocada por una disminución de la cantidad de saliva que segregan las glándulas.

Este trastorno puede ser ocasionado por diversas causas y provoca una sensación muy molesta.

Otros de los síntomas asociados a la xerostomía son el espesamiento de la saliva, que adquiere una textura espumosa y densa.

También es habitual la sensación de ardor en la lengua, que puede tener una apariencia enrojecida, a veces con pequeñas grietas.

El síndrome de la boca seca provoca alteraciones en el sentido del gusto, irritaciones en los tejidos blandos y dolor.

Además, este trastorno también puede ocasionar diversos problemas de salud oral.

¿Por qué la producción de saliva es tan importante?

La saliva es uno de los mecanismos de defensa de nuestra boca, ya que ayuda a equilibrar las bacterias presentes en la boca.

Cuando las glándulas salivales no segregan suficiente saliva, las bacterias pueden desarrollarse demasiado rápido, favoreciendo la aparición de enfermedades bucodentales como la caries o las enfermedades periodontales.

La xerostomía también puede provocar la aparición de infecciones de diversa índole, como la candidiasis.

Además, perjudica el proceso de masticación de los alimentos, afectando al sistema digestivo y pudiendo provocar problemas como estreñimiento y dispepsia (dolor en el abdomen).

¿Cuáles son las principales causas de la xerostomía?

El origen del síndrome de la boca seca puede ser diverso.

Algunas causas tienen que ver con los malos hábitos, como fumar o el consumo de alcohol, que contribuyen a tener una menor salivación.

También, puede producirse un trastorno en las mismas glándulas salivales. Algunas enfermedades sistémicas -aquellas que afectan a la totalidad del organismo- tienen la xerostomía entre sus síntomas.

Las más habituales son la diabetes mellitus o los desórdenes alimenticios como la anorexia y la bulimia.

El consumo de determinados medicamentos o los tratamientos de quimioterapia también pueden tener este efecto en los pacientes.

¿Qué tratamientos son efectivos contra la xerostomía?

A la hora de tratar el síndrome de la boca seca, el especialista puede recomendar el uso de sustitutos salivales para imitar la saliva y, así, evitar algunas de las consecuencias de la xerostomía.

En el caso de que el problema sea la medicación, se puede consultar con el médico la posibilidad de cambiar a otro fármaco que no produzca este tipo de efectos.

xerostomía o boca seca
Un consejo muy habitual para prevenir este trastorno consiste en beber mucha agua.

La hidratación constante es una de las claves para prevenir la sensación de boca seca, así como otras patologías derivadas.

Una buena manera de beber agua durante todo el día es llevar contigo una botellita de agua. También, masticar chicles sin azúcar puede ayudarte a estimular la producción de saliva.

Sin embargo, es importante no sustituir el cepillado dental con los chicles. Además, mascar chicle puede estar contraindicado en personas que padecen bruxismo o trastornos de la ATM.

Finalmente, la higiene bucal diaria es una de las claves para prevenir esta y otras enfermedades bucodentales. Además del cepillado y del uso de hilo dental, los colutorios son una buena manera de mantener a raya las bacterias.

Consulta con tu dentista cuál es el tipo de enjuague dental más idóneo para ti.

La utilización de cualquier tipo de colutorio no recomendado específicamente por tu dentista podría tener efectos contraproducentes en tu salud oral.