COVID-19, Clínicas con Protocolos de SEGURIDAD-DentalQuality® para la protección de sus pacientes.

¿ERES LA CLÍNICA DENTAL REFERENTE EN TU ZONA?

Únete a las clínicas con el exclusivo Sello de Calidad DentalQuality®, que certifica solo a las que son capaces de cumplir con los más altos y estrictos requisitos de calidad. Solicita más información

Profilaxis dental: ¿en qué consiste este procedimiento?

profilaxis dental

Profilaxis dental: ¿en qué consiste este procedimiento?

Mantener una buena higiene bucodental es un requisito indispensable para conservar una buena salud. 

Para ello, la rutina es un aspecto clave. El cepillado de los dientes varias veces al día, el uso de hilo dental y/o de cepillos interdentales, el cuidado de la alimentación y evitar malos hábitos perjudiciales (como fumar) son esenciales para tu bienestar.

Sin embargo, para disfrutar de una boca limpia y sana, no basta con el mantenimiento diario. Desde DentalQuality, te explicamos en qué consiste una profilaxis dental, así como su procedimiento y ventajas.

¿Qué es una profilaxis dental?

La profilaxis dental o limpieza bucodental profesional es un procedimiento que sirve para eliminar de forma concienzuda la presencia de placa bacteriana y de sarro de la cavidad oral.

Por norma general, este procedimiento debe realizarse al menos una vez al año para asegurar el correcto mantenimiento de la boca a través de la higiene. 

Sin embargo, en los pacientes que padecen patologías que afectan a las encías (enfermedades periodontales), se les aconseja realizarse una profilaxis dental cada seis meses, aproximadamente. 

¿Por qué es necesario realizarse una limpieza bucal profesional?

La pregunta más habitual suele ser: ¿por qué necesito una profilaxis dental si me cepillo los dientes a diario?

El motivo por el cual este procedimiento es tan importante y necesario es que, a pesar que cuides tu higiene oral diaria, siempre se produce una pequeña acumulación de placa bacteriana y de sarro

Cada vez que comemos, las bacterias presentes en la boca interactúan con los alimentos, formando una película llamada placa bacteriana. Este proceso se evita al cepillarte los dientes, pero es habitual que queden restos acumulados entre los dientes y en las zonas menos accesibles.

Con el tiempo, estas formaciones bacterianas se solidifican, creando sarro. Gracias a las limpiezas profesionales periódicas, los pacientes evitan que estas concentraciones afecten a su salud dental, ocasionando problemas como caries o periodontitis.

higiene bucal profesional

¿Qué ventajas tiene la higiene oral profesional?

Tal y como hemos explicado, la higiene oral es esencial para disfrutar de una buena salud. Gracias a las profilaxis dentales, es posible mantener una boca limpia -y, por lo tanto, sana- de forma periódica. 

La limpieza de la cavidad oral permite prevenir la aparición de enfermedades infecciosas e inflamatorias, así como solucionar otros problemas de origen bacteriano, como por ejemplo la halitosis. 

Gracias a este mantenimiento también es mucho más fácil disfrutar de las ventajas de la odontología conservadora, aplicable en los casos más precoces de caries dental. 

El procedimiento también permite mejorar la estética de la dentadura

Hay que tener en cuenta que la profilaxis dental anual es el momento perfecto para que un profesional revise el estado de tu boca y compruebe que no existan anomalías que pongan en riesgo tu bienestar. 

¿Cómo se realiza una profilaxis dental?

El procedimiento para realizar una higiene bucal profesional se inicia revisando el estado de la boca

Mediante esta exploración, el especialista se asegura de que no existan afecciones en los dientes y en las encías. Además, localiza la presencia de placa y de sarro para, a continuación, realizar la higiene. 

Los depósitos de sarro se eliminan gracias al uso del instrumental especializado, en este caso la punta de ultrasonido. A medida que el higienista lo pasa por los dientes, aplica agua a presión para facilitar la limpieza. El agua, mientras tanto, se va extrayendo a través de un tubo.

El siguiente paso consiste en eliminar las manchas más leves en los dientes. Es muy habitual que surjan debido al consumo de bebidas como el café o el vino, o si el paciente es fumador. Para ello, se utiliza un cepillo con una pasta especial de profilaxis y, en algunos casos, un aeropulidor.

Para erradicar completamente estas manchas y recuperar el color original de los dientes, es necesario someterse a un tratamiento de blanqueamiento dental.

El último paso de la profilaxis dental es aplicar un gel de flúor, ayudando así a remineralizar el esmalte dental. 

Es un procedimiento de complejidad sencilla, indoloro y cuya duración no alcanza la hora, siempre dependiendo del estado de la boca del paciente.