¿ERES LA CLÍNICA DENTAL REFERENTE EN TU ZONA?

Únete a las clínicas con el exclusivo Sello de Calidad DentalQuality®, que certifica solo a las que son capaces de cumplir con los más altos y estrictos requisitos de calidad. Solicita más información

Resolvemos tus dudas

Ortodoncia

Los tratamientos de ortodoncia están contemplados en todas las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality®, llevándose a cabo el estudio, prevención, diagnóstico y tratamiento de las anomalías en cuanto a la forma, posición, relación y función de las estructuras dentomaxilofaciales

Los diferentes elementos de aparatología que existen actualmente son la utilización de una técnica fija, removible o ortodoncia invisible.

Preguntas frecuentes
La ortodoncia es un tratamiento destinado a reposicionar los dientes en la arcada dentaria con el fin de que estos vuelvan a masticar correctamente, muestren su posición natural y devuelvan, así, el aspecto bonito a la boca.
Consiste en los elementos adheridos a los dientes conocidos como brackets y que se deben anclar firmemente con unos finos arcos elásticos de aleación metálica (níquel-titanio). La ortodoncia fija está compuesta por alambres y brackets: el bracket, que puede ser metálico o de cerámica, es la parte que se pega al diente y en él se introducen los alambres. Los brackets de cerámica son del color del diente, por lo que también se conocen como brackets estéticos. Este tipo de ortodoncia es la que más se aplica actualmente.
La ortodoncia removible, como su nombre indica, puede ponerse y quitarse según el momento del día; en concreto, debe utilizarse como mínimo toda la noche y de 4 a 6 horas durante el día. Se trata de unos aparatos de acrílico que se enganchan a los molares mediante unos pequeños ganchos metálicos y se utilizan para corregir defectos óseos aprovechando el crecimiento, por lo que sólo son recomendables en niños. Este tipo de aparatos están indicados para tratamientos en dentición temporal, no supliendo la ortodoncia fija, aunque en algunos casos se requiere la combinación de ambos para resolver el problema. Estos aparatos pueden ser retirados por el propio paciente para su higiene oral y durante las comidas.
La ortodoncia lingual es un tratamiento estético dental que consiste en colocar los brackets por el lado interno de los dientes, lo que significa que no se ve. Es esta invisibilidad lo que convierte a este tratamiento en uno de los más utilizados entre jóvenes y adultos.
Los alineadores invisibles son unas fundas o férulas de plástico transparentes que se colocan sobre los dientes con el fin de reposicionarlos. Es una alternativa a los brackets que proporciona mayor libertad al paciente por ser ocasionalmente removibles. Sin embargo, sólo podrán ser utilizados en algunos casos tras la supervisión del dentista.
Generalmente durante las primeras etapas del tratamiento, cuando empieza el movimiento de los dientes, es común que aparezcan leves molestias. Sin embargo, una vez superada esta fase inicial, sólo hay que destacar pequeñas molestias durante la visita a la consulta, en la que se realizan los ajustes pertinentes de la ortodoncia, molestias que después desaparecen. A parte de esto, puede ser que la zona interna de los labios se vea levemente afectada por la aparición de aftas o ampollas, las cuales podrán tratarse fácilmente con cremas o geles que recete el mismo odontólogo.
Con el fin de poder comprobar si existen en la boca del paciente dientes dentro del hueso, dientes que sobran, fracturas de dientes o huesos, infecciones, o si, por el contrario, falta alguno de los dientes habituales por salir, el ortodoncista debe realizar un estudio mediante RX, fotos y modelos. Todo ello da la información necesaria para poder planificar el tratamiento
No del todo. Aunque lo normal es que los tratamientos de ortodoncia se realicen una vez han salido todas las piezas permanentes, también es cierto que en algunas ocasiones sea preciso iniciarla antes, en cuyo caso se utilizará algún tipo de aparatología preventiva u ortopedia.
Es importante saber que las visitas al ortodoncista no pueden ni deben realizarse con una frecuencia menor a 20 o 30 días. La razón es que los tejidos dentarios necesitan un tiempo para conseguir el movimiento natural de cada diente. Si se supera este tiempo se puede producir una lesión en la estructura.
Según distintos factores, y siempre dependiendo de cada paciente, del modo en que siga el tratamiento y el cambio en los tejidos que intervienen en la reposición de los dientes, la ortodoncia debe llevarse entre un año y medio y dos años, si se desea obtener los resultados esperados.
Ciertamente la ortodoncia no impide comer ningún tipo de alimento en concreto. A lo único que hay que prestar una atención especial es a las comidas duras o pegajosas, como las golosinas, puesto que lógicamente podrían despegar los brackets. Como consejo preventivo, se recomienda cortar siempre la comida antes de llevarla a la boca.
Siempre es extremadamente importante y saludable realizar una correcta higiene bucal y en el caso de la ortodoncia esta higiene es algo distinta a la que se efectúa en casos generales. Durante el tratamiento de ortodoncia, el paciente deberá utilizar cepillos especiales y cepillos interdentarios, con los cuales podrá llegar fácilmente hasta los pequeños espacios entre el alambre y los brackets. Para ayudar a combatir la placa bacteriana, no hay que olvidar tampoco el uso de los colutorios habituales.
En estos casos lo mejor es visitar lo antes posible al ortodoncista para que solucione el problema. Sin embargo, si el bracket despegado molesta por haberse quedado girando o dando vueltas en el arco, la solución más rápida es retirarlo con la ayuda de una pequeña pinza y guardarlo para poder llevarlo a la consulta del especialista en su momento.
Para que la posición correcta de los dientes sea un éxito y dure para siempre una vez finalizado el tratamiento de ortodoncia es preciso que el paciente utilice una contención o retención. No cumplir este requisito implica que los dientes tengan más posibilidades de volver a su posición original.
La contención es la fase final del tratamiento; es primordial para conseguir que los dientes se mantengan en su nueva posición. No en vano está considerada como la fase más importante del tratamiento, la cual de ser omitida produciría una vuelta atrás de las piezas hacia su posición original, la incorrecta.
Sí, efectivamente, existen dos tipos de contenciones: las fijas y las removibles. Las fijas implican la colocación de un alambre por detrás de los dientes, mientras que las removibles se colocan a modo de aparato durante el día y/o la noche y se quitan para comer y realizar la higiene bucal. El uso de uno u otro tipo lo decide el especialista en cada paciente.
Esto depende de cada caso en particular. En principio no es necesario sacar ninguna pieza para poder iniciar el tratamiento; sin embargo, será el ortodoncista quien tras realizar el estudio del paciente valorará si es preciso retirar alguna o no.
Depende de la movilidad del diente. El tratamiento no es aconsejable cuando el o los dientes se mueven mucho, puesto que podría perjudicar esta movilidad. En cambio, si se mueven poco no existe ningún incoveniente en iniciar el tratamiento de ortodoncia.
En absoluto. La ortodoncia es completamente segura para los dientes, siempre y cuando, lógicamente, el paciente realice de forma correcta la higiene bucal pertinente. De no ser así, sí que hay riesgo de que se generen caries producidas por la placa bacteriana. El tratamiento de ortodoncia por sí mismo no es para nada perjudicial para los dientes.
Los brackets son, sin lugar a dudas, la única forma de conseguir una buena posición y alineación de los dientes. Si se está pensando en otros aparatos del tipo removible, es preciso tener en cuenta que no tienen la misma función que los brackets, puesto que sólo se ocupan del crecimienro de los maxilares, por lo que están particularmente recomendados para niños..

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies