¿ERES LA CLÍNICA DENTAL REFERENTE EN TU ZONA?

Únete a las clínicas con el exclusivo Sello de Calidad DentalQuality®, que certifica solo a las que son capaces de cumplir con los más altos y estrictos requisitos de calidad. Solicita más información

Resolvemos tus dudas

Odontopediatría

Los niños también necesitan revisar y tratar sus dientes desde bien temprana edad, recomendándose a partir de los 18-20 meses. Existe una rama dentro de la odontología que se dedica exclusivamente a estos pacientes, la odontopediatría. El especialista se encarga de detectar posibles anomalías en la salud dental infantil y, en caso necesario, tratarlas de la mano de otros médicos, ya sean ortodoncistas, logopedas, psicólogos, fonoaudiólogos, etc.

Los odontopediatras que trabajan en las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® están perfectamente formados en cuanto a técnicas de conducta, disponen de mucha paciencia y saben cómo aliviar los posibles temores a los que se enfrentan los niños cada vez que visitan una clínica dental.

Preguntas frecuentes
El principal objetivo de todo odontopediatra es la detección precoz de posibles caries, la identificación de eventuales malformaciones y ubicaciones incorrectas de los dientes, la indicación de malos hábitos que pueden evitar un crecimiento y un desarrollo de los dientes, etc. Por todo ello, el especialista mostrará al pequeño la forma más correcta de realizar su higiene bucal diaria, y las visitas permitirán una prevención segura.
Los dientes de leche son más importantes de lo que pueda parecer de antemano. Estos dientes con fecha de caducidad son imprescindibles para la masticación e intervienen directamente en el proceso digestivo y nutritivo de los niños. Los dientes de leche también son necesarios para la producción de los primeros sonidos y las primeras palabras. Además, a nivel de estructura, se ocupan de mantener el espacio que unos años más tarde ocuparán los caninos y los molares. Si los dientes de leche no se cuidan debidamente y acaba formándose una caries, el niño padecerá dolor e inflamación del rostro y, además, puede traspasar la infección a los dientes permanentes que se están formado por debajo.
Efectivamente, puesto que si no existe el riesgo de perder algún espacio que será necesario cuando aparezcan los dientes permanentes. En estos casos, es preciso colocar unos aparatos denominados mantenedores de espacio, los cuales impiden precisamente el movimiento de los molares y la ocupación del espacio de los premolares.
Sí; se trata de una caries que afecta a los dientes a medida que van saliendo. Este tipo de caries avanza extremadamente rápido y es muy perjudicial. La toma de leche tanto materna como de biberón por la noche sin un cepillado posterior es la causa de la aparición de este tipo de caries.
Más allá del control del consumo de alimentos que contengan mucho azúcar, la mejor prevención es enseñar a los niños una correcta higiene bucal desde muy pequeños y que la adquieran como uno de sus hábitos diarios. En esta higiene bucal no debería faltar el flúor, puesto que refuerza la estructura dentaria. Además un control periódico por parte del odontopediatra permite identificar y tratar a tiempo la posible aparición de caries. En casos de riesgo, el especialista puede optar por colocar sellantes sobre las muelas, unas capas plásticas que recubren el diente como protección.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies