Encías blancas: ¿cuál es la causa?

Encías blancas: ¿cuál es la causa?

En DentalQuality te explicamos qué causas provocan las encías blancas y qué medidas puedes tomar para evitarlo.

Las revisiones periódicas en tu clínica dental de confianza, así como estar atento a posibles alteraciones y cambios en la boca, son hábitos esenciales para conservar una buena salud bucodental.

Uno de los aspectos que no conviene descuidar es el buen estado de las encías. Notar cambios en su aspecto o padecer determinadas dolencias puede implicar tanto la presencia de un trastorno oral como de una enfermedad sistémica.

¿Cuál es la función de las encías y qué aspecto deben tener?

Las encías son unos tejidos mucosos que sirven para proteger los dientes y su raíz. Al mismo tiempo, también sostienen las piezas y las mantienen estables en la dentadura.

Unas encías saludables se caracterizan por tener un color rosa pálido. Sin embargo, algunas alteraciones y enfermedades -tanto bucodentales como sistémicas- pueden propiciar cambios visibles en estos tejidos.

Síntomas como sangrado, irritación e hinchazón pueden indicar la presencia de una patología. El color también es un claro indicativo: su enrojecimiento o presentar unas encías blancas suponen signos de alerta que conviene diagnosticar y tratar.

¿Qué causas provocan las encías blancas?

Existen varias causas que pueden provocar que las encías se tornen de color blanquecino.

Placa bacteriana

Cuando no se realiza un buen mantenimiento de la higiene oral y se descuida el cepillado y el uso de hilo dental, se produce la acumulación de sarro y la formación de placa bacteriana.

Uno de los signos que pueden alertarte de esta acumulación bacteriana es la aparición de manchas blanquecinas en las encías.

evitar encías blancas

Candidiasis oral

La candidiasis oral es una enfermedad que afecta principalmente a los bebés -debido a su sistema inmunológico débil-, aunque también la pueden padecer personas de otras edades.

Esta infección es debida a la presencia excesiva del hongo candida albicans. Sus síntomas incluyen las encías blancas y la aparición de manchas del mismo color en la lengua y en los tejidos blandos de la boca.

Liquen plano

En este caso, las encías blancas se deben a una inflamación de la mucosa oral, que afecta tanto a las encías como a los tejidos blandos de la boca.

Esta enfermedad también es habitual en personas con un sistema inmunitario más débil, aunque también afecta a quienes padecen de determinadas reacciones alérgicas.

Anemia

Otra causa que provoca que las encías se vuelvan más pálidas es la anemia -falta de hierro en sangre-.

Además de estas causas, las encías blancas también pueden deberse a las aftas bucales e, incluso, a padecer cáncer oral. Es muy importante acudir al dentista en caso de notar cualquiera de estos síntomas.

¿Cómo puedes prevenir las encías blancas?

Una de las mejores maneras de prevenir las encías blancas y las enfermedades asociadas es cuidando la salud y la higiene bucodentales.

La higiene oral debe realizarse a diario; además del cepillado, es muy importante no descuidar los restos de comida que pueden adherirse a los huecos. Para ello, lo más efectivo es el uso de hilo dental y de cepillos interproximales.

Una vez al año, es esencial acudir al dentista para una revisión. Mediante estas visitas, además de comprobar que el paciente no padezca patologías, se realizan profilaxis profesionales -limpiezas profundas- para eliminar restos de sarro y placa bacteriana.

Además de la higiene oral, es importante estar atentos a posibles síntomas para recibir un tratamiento lo antes posible, evitando el agravamiento de cualquier trastorno.

En los casos de candidiasis oral, el especialista puede recetar fármacos antifúngicos para frenar la expansión del hongo y que los síntomas remitan. Para el liquen plano, el tratamiento más habitual es a base de antihistamínicos, siempre bajo receta médica de un odontólogo.

Las revisiones en el dentista también son muy útiles para detectar posibles enfermedades sistémicas que afecten al resto del organismo.

Y es que, tal y como hemos explicado, lucir unas encías pálidas pueden ser una señal de padecer trastornos como anemia o cáncer.

Un diagnóstico precoz es la mejor manera de cuidar tu salud y de evitar una sintomatología más grave.

Dra. Núria Alamañac Martín

Número de colegiado: COEC 4393
Clínica Dental DentAl

Te recomendamos