¿ERES LA CLÍNICA DENTAL REFERENTE EN TU ZONA?

Únete a las clínicas con el exclusivo Sello de Calidad DentalQuality®, que certifica solo a las que son capaces de cumplir con los más altos y estrictos requisitos de calidad. Solicita más información

Odontología conservadora: ¿qué es?

odontología conservadora

Odontología conservadora: ¿qué es?

La odontología conservadora, como su nombre indica, trata de conservar en todo momento la pieza dentaria. Evita la extracción y trata las zonas dañadas, generalmente por caries, a través de un proceso de limpieza y sellado, sin afectar el resto del diente que está sano. De hecho, es la parte de la odontología más estrechamente ligada a los procesos de caries, una de las enfermedades más comunes de la población.

Sobre la caries hay que decir que una vez aparece, ya no hay vuelta atrás, es decir, su evolución va en aumento y sólo esta técnica puede detenerla. Por ello son tan importantes las revisiones odontológicas con el fin de detectarlas a tiempo, en su fase más inicial.

De hecho, la caries comienza por la desmineralización del esmalte. Progresa hasta producir la destrucción parcial o total de la corona, llegando a alcanzar la pulpa o nervio dental. En este último caso, cuando la profundidad de la lesión es muy grande, el empaste no es suficiente y hay que tratar los conductos, lo que llamamos realizar una endodoncia.

Una de las evidencias de tener caries es que cuando tomamos alimentos fríos o calientes sentimos molestias. Se debe a que hay una parte del tejido dentinario que está destruido y ello provoca cierta sensibilidad.

Habitualmente, una caries que no duele, es decir, que no está cerca del nervio, sólo se descubre con la visita al dentista. En estos casos dentro del proceso inicial, la odontología conservadora resultará mucho menos invasiva. Con poca necesidad de anestesia local (o quizás ninguna) y el empaste, al ser de poca envergadura, también resultará más efectivo en cuanto a su mantenimiento en el tiempo.

Odontología conservadora para trata una caries

Lo primero que hace el doctor es limpiar la caries con un instrumental específico. Habiendo sido detectada previamente, no sólo a nivel visual, sino a través de los más innovadores sistemas actuales porque el objetivo es trabajar solo y exclusivamente la zona afectada, sin alcanzar ninguna parte sana del diente.

A continuación, el espacio que queda tras quitar la caries se rellena con un empaste de composite de alta calidad. Un material totalmente biocompatible con el organismo. El odontólogo modela el material para adecuarlo a la forma dental lo más natural posible sin que el paciente note el empaste.

Las modernas técnicas que existen en todas las clínicas dentales ayudan a que esta restauración resulte lo más perfecta posible. Además, de este buen trabajo, dependerá la vida del empaste.

Lo mejor para prevenir la caries dental, además de las revisiones periódicas, es mantener una higiene dental correcta tres veces al día y el uso de colutorios y/o seda dental. Si bien es cierto que la aplicación de odontología conservadora generalmente se relaciona con las caries, también es posible que lo haga en casos de traumatismos o malformaciones en los dientes.

Si quieres asistir a una clínica dental, consulta nuestro directorio y encontrarás la más cercana a tu localidad, con la tranquilidad que proporciona su certificación de calidad odontológica DentalQuality®.

Como pacientes, tendemos a buscar un buen dentista cerca de donde vivimos o trabajamos. Si, por ejemplo, necesitas un dentista en la provincia de Granada, esta es alguna de las zonas específicas donde puedes encontrar un centro dental certificado: