COVID-19, Clínicas con Protocolos de SEGURIDAD-DentalQuality® para la protección de sus pacientes.

¿ERES LA CLÍNICA DENTAL REFERENTE EN TU ZONA?

Únete a las clínicas con el exclusivo Sello de Calidad DentalQuality®, que certifica solo a las que son capaces de cumplir con los más altos y estrictos requisitos de calidad. Solicita más información

¿En qué consisten las carillas de porcelana?

En qué consisten las carillas de porcelana

¿En qué consisten las carillas de porcelana?

Los tratamientos de estética dental permiten corregir distintos defectos y anomalías en los dientes, mejorando la apariencia de la dentadura.

Las técnicas estéticas que se realizan con mayor frecuencia son el blanqueamiento dental y las carillas dentales, siendo estas últimas un método muy efectivo para corregir pequeños defectos y lesiones.

Desde DentalQuality, hoy te explicamos en qué consisten las carillas de porcelana y cuáles son sus ventajas.

¿Qué son las carillas dentales?

Las carillas dentales son unas prótesis de un grosor muy fino, entre los 0,8 y los 1,5 mm. Estas prótesis se pegan en la cara externa de los dientes, proporcionando un resultado muy natural.

¿Cuál es la finalidad de las carillas dentales? Una vez colocadas sobre los dientes permiten corregir la forma, el color y el tamaño de las piezas dentales.

Por lo tanto, esta solución es muy indicada cuando existe una o varias piezas dentales con defectos determinados que se pueden corregir mediante esta sencilla y rápida técnica odontológica.

¿Qué tipos de carillas dentales se utilizan?

Podemos distinguir dos tipos de carillas dentales dependiendo del material de fabricación: las carillas de composite y las carillas de porcelana.

Ambos tipos de carillas son muy demandadas por los pacientes, ya que cada modalidad brinda unas prestaciones concretas que las hacen muy atractivas dependiendo de las necesidades de cada persona.

A continuación, detallaremos las características de las carillas de porcelana y qué aspectos hacen de esta tipología una opción muy a tener en cuenta.

¿Qué caracteriza las carillas de porcelana? 

Las carillas de porcelana o de cerámica se colocan con la finalidad de corregir distintas alteraciones que pueden afear una pieza dental, como son el desgaste, los huecos interdentales o que varios dientes estén torcidos.

Si bien existen diferentes tipos de carillas de porcelana, sus características comunes son una mayor resistencia y durabilidad, algo importante a tener en cuenta a la hora de elegir el tipo de tratamiento.

¿Qué caracteriza las carillas de porcelana? 

Podemos distinguir entre carillas feldespáticas, de circonio y ultrafinas. Estas últimas son las que ofrecen mejores resultados en los pacientes gracias a su finísimo grosor y a su gran resistencia.

Otro aspecto a considerar es que las carillas de porcelana suelen colocarse cuando hay varias piezas dentales que necesitan corregirse.

El motivo es que resulta muy complejo igualar el tono de la porcelana para que quede exacto al de las piezas adyacentes, especialmente si el diente se encuentra entre las piezas más visibles, en el frontal de la dentadura.

¿Cuáles son las ventajas de las carillas de porcelana? 

Tal y como hemos explicado, las carillas de porcelana ofrecen una resistencia y durabilidad superiores a las carillas de composite, lo que las hace una opción ideal para que el tratamiento estético perdure durante más tiempo.

Las carillas de porcelana se diseñan y fabrican en un laboratorio antes de colocarlas sobre las piezas dentales; en cambio, las de composite se moldean sobre el propio diente.

Gracias a los avances en odontología y la aparición de tipos de carillas de porcelana ultrafinas, que ofrecen grandes resultados, muchas veces no es necesario tallar el diente original antes de colocar la prótesis.

Hay que tener en cuenta que cualquier modificación leve del diente que sea necesaria para la colocación de la carilla dental -limado o tallado de la pieza- se realiza conforme a un diagnóstico previo.

Otros aspectos a tener en cuenta de las carillas de porcelana

Otra de las ventajas de las carillas de porcelana es que su color y brillo no se ve alterado con el consumo de determinados alimentos y bebidas.

En el caso de las carillas de composite, ingerir bebidas como el café o el vino tinto, así como fumar, las tiende a amarillear.

Como aspectos negativos, las carillas de porcelana resultan más costosas que las de composite. Además, es importante tener en cuenta que, en caso de romperse o quebrarse, no pueden repararse, sino que se debe pedir una nueva prótesis al laboratorio para sustituirla.

Un paciente que realiza un buen mantenimiento de sus carillas de porcelana -con los hábitos recomendados de higiene bucal y de alimentación- podrá conservarlas hasta 15 años.

Por lo tanto, esta solución resulta muy duradera en el tiempo y, además, ofrece unos resultados sumamente naturales y estéticos.