Cicatrización tras una extracción dental: todo lo que debes saber

Cicatrización tras una extracción dental: todo lo que debes saber

En DentalQuality te explicamos en qué consiste el proceso de cicatrización tras una extracción dental, así como qué aspectos debes tener en cuenta para favorecer la curación.

Tanto si alguna vez te has sometido a una endodoncia como si no, tener más información sobre este procedimiento y su postoperatorio te ayudará a cuidar mejor de tu salud oral.

¿Por qué tiene lugar una extracción dental?

En odontología, se habla de extracción dental o de exodoncia cuando es necesario extraer un diente de la cavidad oral.

Este proceso se realiza de forma muy habitual y su aplicación puede producirse por  diferentes causas. Las más habituales son debido a la presencia de una caries avanzada o por sufrir un traumatismo o fractura que ocasione un daño irreparable.

Ya que esta operación es tan común en odontología, es muy importante que los pacientes tengan ciertos aspectos en cuenta para favorecer el proceso de cicatrización tras una extracción dental.

¿Qué debes tener en cuenta sobre la cicatrización tras una extracción dental?

Una vez finalizada la intervención, el paciente deberá seguir las pautas del especialista para lograr la más pronta recuperación posible.

El objetivo es lograr una buena cicatrización tras una extracción dental, ya que de esta manera la zona queda sanada y se evitan las molestias y las infecciones.

Primero, hay que conocer la importancia de los coágulos de sangre. Cuando el especialista extrae el diente, la cavidad correspondiente sangra, lo que es vital para la posterior recuperación.

cicatrización tras operación

Cuando la sangre se coagula, esta se terminará convirtiendo en el tejido cicatrizado, de modo que resulta esencial evitar dañar en dicho coágulo durante el postoperatorio.

¿Qué pasos debes seguir para lograr la cicatrización tras una extracción dental?

Una vez el dentista ha cosido la herida y se inicia el proceso de cicatrización, proporcionará varias indicaciones al paciente, que deberá seguir durante los primeros días tras la intervención.

Medicación

Para aliviar el dolor ocasionado por la cirugía y evitar infecciones, se receta una medicación a base de antibióticos y analgésicos. Es muy importante que el paciente no se automedique, sino que siga la toma de fármacos dictaminada.

Primeras 24 horas

Con tal de no ocasionar daños en la zona intervenida, es muy importante que durante las dos primeras horas el paciente mantenga una gasa haciendo presión sobre la herida. Durante el primer día, no podrá cepillarse los dientes ni escupir para evitar dañar el coágulo.

Dieta blanda

Los primeros días, lo más aconsejable es seguir una dieta blanda que restrinja los alimentos muy fríos o muy calientes. También, siempre que se pueda, es recomendable masticar por el lado contrario al intervenido.

Higiene dental

La higiene dental es fundamental para preservar la salud bucodental, pero es vital tener un cuidado especial tras una extracción dental.

Si bien el primer día está desaconsejado cepillarse los dientes, los siguientes deben realizarse de forma suave, procurando no afectar los tejidos intervenidos.

Qué evitar

Otro aspecto esencial es fumar, ya que el humo del tabaco tiene efectos muy perjudiciales para el proceso de cicatrización.

¿Qué signos indican que se ha producido una infección?

Si bien el proceso de cicatrización tras una extracción dental se completa aproximadamente un mes después de la intervención, las molestias terminan mucho antes.

Es normal detectar un tejido de color blanquecino en la zona cicatrizante, un signo de que el proceso se está llevando a cabo de forma óptima.

Si bien no es la situación más habitual, en algunos casos puede tener lugar una infección en el alvéolo, la cavidad que alojaba el diente extirpado.

Si no se tiene el debido cuidado, el coágulo podría desprenderse, lo que derivaría en una hemorragia y en un mayor riesgo de alveolitis.

Los principales signos de alerta de una infección oral son el sangrado continuado y el dolor incesante, ya que este debería remitir unos dos días después de la operación.

Ante cualquier síntoma anómalo, lo mejor es acudir al dentista para evaluar el estado de la boca y tratar cualquier problemática.

Dra. Núria Alamañac Martín

Número de colegiado: COEC 4393
Clínica Dental DentAl

Te recomendamos