¿ERES LA CLÍNICA DENTAL REFERENTE EN TU ZONA?

Únete a las clínicas con el exclusivo Sello de Calidad DentalQuality®, que certifica solo a las que son capaces de cumplir con los más altos y estrictos requisitos de calidad. Solicita más información

Todo acerca de los implantes dentales

Todo acerca de los implantes dentales

Cuando pierdes uno o más dientes, acciones diarias como hablar, sonreír o comer pueden convertirse en un auténtico reto. La pérdida dental no solo compromete la funcionalidad de la dentadura, sino que compromete nuestra estética y como consecuencia nos reduce la autoestima. En esta situación es donde aparecen los implantes como una solución definitiva para recuperar la sonrisa.

Los implantes te ayudan a mantener la estructura facial, prevenir la atrofia o deterioración de los huesos maxilares que se inicia con la pérdida dental y a restaurar tu calidad de vida al hacerte sentir mejor y mejorar tu estética.

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es una raíz artificial de titanio que sustituye la raíz del diente perdido. Este pequeño artilugio con forma similar a la de un tornillo, se coloca quirúrgicamente por debajo de las encías, fusionándose con el hueso y aportando el soporte necesario para fijar una corona dental, un puente o una dentadura.

Dependiendo del número de dientes perdidos, serán necesarios más o menos implantes, pudiendo recuperar desde una sola pieza, varios dientes, o incluso toda la dentadura.

Ventajas de los implantes dentales

Los implantes dentales aportan muchas ventajas respecto otros tratamientos para recuperar los dientes perdidos. A diferencia de las dentaduras tradicionales, se trata de una alternativa fija y definitiva, que si se cuida debidamente puede durar toda la vida. Además, proporcionan una fijación idéntica a la de los propios dientes, previenen la pérdida de hueso y preservan la estructura facial. Pero aún hay más…

–        Consiguen una estética natural: los implantes tienen una estética superior a los puentes y dentaduras. Imitan a la perfección los dientes propios hasta tal punto que te olvidarás de que son artificiales.

–        Salvan los dientes sanos: gracias a que se soportan por sí solos, no requieren tratar o anclarse a ningún otro diente sano, preservando su integridad y evitando más consecuencias negativas.

–        Aumentan la confianza: es evidente que la pérdida dental comporta un descenso de la autoestima de quien la sufre, pero también la recuperación dental mediante dentaduras u otros tratamientos poco estéticos y seguros puede disminuir la seguridad en uno mismo. Con los implantes, recuperas la confianza de tener una sonrisa íntegra y natural.

El procedimiento con implantes

El procedimiento tradicional con implantes dentales suele requerir de 5 a 9 meses para completarse, en los que se realizan tres intervenciones:

–        Primera intervención: colocación de los implantes mediante cirugía. Quedan cubiertos por las encías y se espera de 3 a 6 meses para que se osteointegren.

–        Segunda intervención: una vez osteointegrados, se les une el pilar. Se deben curar las encías antes de realizar el tercer paso.

–        Tercera intervención: tras la recuperación, ya se puede colocar la corona, puente o dentadura que se requiere.

Gracias a los avances de la implantología, hoy en día es posible realizar el tratamiento con implantes de manera mucho más rápida y cómoda. La técnica de carga inmediata posibilita la recuperación de los dientes en un solo día, un procedimiento que se puede llevar a cabo tanto para recuperar dientes unitarios como sonrisas completas, a según qué pacientes, por lo que es muy importante contar con un especialista experimentado en implantología para que haga un buen diagnóstico del caso y que el tratamiento obtenga los resultados funcionales y estéticos esperados.