¿Cuál es la mejor técnica de cepillado?

1185029_293305517474290_498971393_n

¿Cuál es la mejor técnica de cepillado?

El cepillado es la base de una buena rutina de higiene bucodental. Pero la limpieza con el cepillo puede ser menos efectiva si no se hace con la técnica adecuada. ¿Cuál es la mejor técnica de cepillado dental?

Cepillar los dientes después de cada comida es básico para mantener la boca sana. El cepillado ayuda a evitar la acumulación de biofilm oral entre los dientes y las encías. Esta suele ser la principal causa de desarrollo de patologías como la caries y la gingivitis.

Muchos profesionales recomiendan usar el cepillo eléctrico en vez del manual. Diversos estudios demuestran que elimina más cantidad de bacterias que el manual. Pero ambos cepillos tienden al desgaste con el tiempo, por lo que conviene renovarlos de vez en cuando. Además, de nada sirve cepillarse los dientes después de cada comida si no se tiene una buena técnica. Entonces, ¿cuál es la técnica de cepillado más recomendada? Muchos profesionales coinciden en que la más eficaz es la técnica de Bass, también conocida como “técnica vertical”.

¿En qué consiste la técnica de Bass?

Esta técnica se basa en realizar movimientos verticales de la encía al borde del diente. Pero estos movimientos deben ser muy suaves. Ejercer mucha presión puede provocar el sangrado y la retracción de las encías. De hecho son muchos los pacientes que creen que por ejercer más presión se elimina más cantidad de placa bacteriana. La realidad es que se erosiona el esmalte, por lo que aumentan las probabilidades de sentir sensibilidad dental.

Para realizar correctamente esta técnica conviene poner el cepillo de dientes en un ángulo de 45 grados. De este modo se limpia con profundidad el surco gingival, algo muy importante para evitar el sangrado y la inflamación de las encías. Se recomienda cepillar cada diente aplicando esta técnica durante unos diez o quince segundos. Este sistema es especialmente recomendado en pacientes con alguna enfermedad periodontal.

Pero mantener una sonrisa sana y radiante no se consigue sólo con el cepillado. En muchas ocasiones el cepillo no consigue llegar a las partes más difíciles de la cavidad oral, como los espacios entre los dientes. Por ello es importante incorporar otras técnicas de higiene interproximal, como el hilo dental y el colutorio.

Si tienes cualquier duda sobre las técnicas de cepillado no dudes en acudir a tu odontólogo de confianza. Las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® priorizan el bienestar del paciente por encima de la rentabilidad de los tratamientos. Una buena técnica de higiene oral y las visitas regulares al dentista son las claves para mantener la sonrisa sana durante más tiempo.