Consejos para cuidar mis dientes

hilo-dental-blog

Consejos para cuidar mis dientes

Seguir unos buenos hábitos de higiene oral y acudir a las visitas periódicas con el dentista te ayuda a mantener las encías y los dientes sanos. Si estás decidió a cuidar mejor de tus dientes, aquí tienes algunos consejos para conseguirlo de manera sencilla y efectiva:

  1. Cepíllate los dientes entre dos y tres veces al día. El mejor momento para cepillarte los dientes es tras las comidas. Elige un cepillo de dientes con un cabezal pequeño para conseguir un mejor acceso a las zonas difíciles. También es importante que tenga las cerdas blandas para evitar dañar tanto tus dientes como tus encías.
  2. Utiliza pasta fluorada. El flúor es una sustancia presente en la mayoría de pastas dentífricas que fortalece el esmalte de tus dientes y reduce el riesgo de padecer caries dental.
  3. Cepíllate bien los dientes. Existe una diferencia abismal entre un cepillado correcto y un cepillado superficial. Cualquier cepillado dental debe durar entre dos y tres minutos, el tiempo necesario para limpiar bien todas las superficies dentales, la línea de la encía (dónde más placa se acumula) y la lengua.
  4. Utiliza el hilo dental a diario. La utilización del hilo dental permite eliminar la placa y los restos de comida que se quedan atrapados entre los dientes y entre los dientes y las encías. Se trata de un aspecto clave para evitar la enfermedad periodontal y las caries interdentales.
  5. Limita el consumo de bebidas ácidas. Los zumos de fruta, algunos refrescos y las bebidas energéticas son algunas de las bebidas ácidas que debilitan el esmalte de los dientes, facilitando la aparición de caries dental y el aumento de sensibilidad.
  6. Limita el consumo de alimentos azucarados. Las bacterias de la placa se alimentan del azúcar y lo transforman en ácido que daña los dientes.
  7. Protege tus dientes de los golpes. Cuando practiques deportes de contacto, utiliza protector bucal.
  8. Evita utilizar tus dientes como una herramienta. Los dientes están diseñados para masticar comida, de modo que si los utilizamos para abrir botellas, aguantar bolsas de la compra o romper cualquier cosa, corremos el riesgo de que se astillen o rompan.
  9. Visita tu dentista para recibir chequeos periódicos. Es importante que visites a tu dentista al menos una vez al año para recibir tratamiento preventivo aunque no tengas ningún problema dental. En estas visitas también se realiza una limpieza dental profesional para eliminar el sarro acumulado entre los dientes y debajo de la línea de la encía, un factor clave para evitar la infección gingival.

Solo con seguir estos nueve consejos, podrás mantener una boca más sana, con unos dientes y encías perfectas.