¿ERES LA CLÍNICA DENTAL REFERENTE EN TU ZONA?

Únete a las clínicas con el exclusivo Sello de Calidad DentalQuality®, que certifica solo a las que son capaces de cumplir con los más altos y estrictos requisitos de calidad. Solicita más información

¿Cada cuándo hay que ir al dentista?

¿Cada cuándo hay que ir al dentista?

Mantener los dientes sanos y bonitos tiene que convertirse tanto en un hábito como en un deber… porque nos gusta besar, porque nos gusta una sonrisa bonita y porque nos gusta que nuestra boca esté limpia y sin mal aliento.

Que hay que visitar al dentista con regularidad nadie lo pone en duda, lo que sí es importante es saber cuántas veces es recomendable realizar estas visitas según cada persona; y para ello, tenemos estas normas orientativas:

Ir al dentista al menos una vez al año

  • En términos generales, la recomendación es ir al dentista al menos una vez al año, incluso aunque no notemos problemas, porque a veces ni siquiera nos damos cuenta de que tenemos mal aliento y porque las bacterias que tantos problemas causan —antes de que lleguemos a darnos cuenta— no son visibles.
  • Para las personas que ya tienen antecedentes de problemas dentales de cualquier clase, la recomendación es ir al dentista dos veces al año.
  • Independientemente de que uno mismo detecte —o sospeche— alguna enfermedad que pueda afectar a la dentadura, la limpieza dental profesional es un hábito necesario a realizar cada varios meses (de 6 a 12 según cada persona), porque elimina muchos residuos de la boca y deja los dientes más bonitos.
  • Aprovechando la visita para la limpieza dental, el dentista realiza una revisión y puede detectar precozmente cualquier problema, evitando males mayores que después son más complicados y costosos de solucionar. Este chequeo debe incluir al menos los dientes y las encías, pudiendo revisarse también el estado de los implantes o empastes si los hay.

Además de por revisión general o por limpieza dental profesional, se debe acudir al dentista en caso de observar algunos de estos síntomas:

  • Dolor: aunque suele ser el primer motivo por el que mucha gente va al dentista, debería ser el último y, en todo caso, si se presenta no se debe demorar la visita porque suele ser un síntoma de algún problema que, generalmente, no se arregla solo y puede ir a peor.
  • Implantes o empastes: no hay que dejar sin atender un mal funcionamiento de estas piezas.
  • Sensibilidad en los dientes: si se notan molestias al masticar, o al tomar alimentos calientes o fríos.
  • Dientes que se mueven: cuanto antes se actúe, más posibilidades habrá de evitar perder alguna pieza dental. Igualmente, se debe estar alerta si se produce sangrado o inflamación en cualquier parte de la boca.
  • Mal aliento.

Si tienes niños incentiva de forma divertida cuidar sus dientes por la noches y la necesidad de ir al dentista con regularidad:

Pudes obtener más información en la web de SEPA.
Para hacer deseables tus besos y tus sonrisas y que tu aliento no sea tu enemigo: cuida tus dientes.