Una correcta higiene bucal es fundamental para tu salud

waterpik-blog

Una correcta higiene bucal es fundamental para tu salud

Hace poco hablábamos de los implantes dentales y quizás dejamos de comentar el tema de los cuidados posteriores en cuanto a la higiene, pero era porque sabíamos que hoy queríamos hablar de este tema, de la importancia de la higiene dental diaria y, sobre todo, de realizarla de forma correcta, algo que no todo el mundo tiene en cuenta, ya que generalmente se piensa que con el cepillado de los dientes es suficiente y eso no es cierto.

Es esencial comenzar sabiendo que la higiene dental ha de convertirse en un hábito diario, en una rutina que inculcar a nuestros hijos desde bien temprana edad, sólo así lo convertirán en un acto de normalidad continua. ¡Qué mejor que nuestro propio ejemplo para que ellos también lo consideren importante!

La falta de dicha higiene no hace sino dar paso a una placa bacteriana que se acumula sobre nuestros dientes, aunque no hay que prestar atención sólo a los dientes, sino también a otros elementos que forman parte de nuestra boca como son las encías y la lengua. De ahí que mejor hablemos de higiene bucodental, y no solo dental.

Los cepillados deben repetirse tres veces al día (después de cada comida principal) y durante unos tres minutos aproximadamente, realizando movimientos cortos, elípticos y suaves, sin olvidar la línea de las encías y masajeándolas para estimular la circulación. Se recomienda que el dentífrico sea con flúor para fortalecer los dientes y un buen complemento en la higiene es el hilo dental que facilita la limpieza de los laterales, allá donde el cepillo no llega, siendo recomendable una vez al día. Y la guinda la pone el colutorio que, a modo de enjuague, permite al final de la limpieza ofrecer un aliento fresco y proteger la boca de las bacterias. El cepillo dental hay que cambiarlo cada tres meses.

Haciendo un inciso sobre el tema de la higiene bucal con los implantes, es fundamental realizarla tanto antes como después de su colocación, sólo así se garantiza que la vida de los implantes resulte sana durante mucho tiempo. Pensar que, al igual que los dientes naturales, un implante también puede acumular placa y para evitarlo hay que realizar el mismo procedimiento diario en base a cepillos interproximales, seda dental y colutorios.

E insistimos: la visita periódica al dentista -junto con la higiene diaria- es fundamental en todos los casos para mantener la salud buco dental a raya.