Recupera la sonrisa después de las vacaciones

hilo-dental-blog

Recupera la sonrisa después de las vacaciones

Cuando llega el verano, la calma y la tranquilidad se apoderan de nosotros. Ya no tenemos preocupaciones, dejamos las obligaciones a un lado hasta septiembre y nuestros hábitos se van reduciendo, progresivamente, al mínimo.
La higiene dental diaria es uno de los aspectos más afectados. De hecho, se estima que durante los meses de julio y agosto aumenta el riesgo de caries dental y de erosión.

Las diferentes rutinas en nuestra alimentación, el desorden en el cepillado y los cambios de temperatura extremos son los culpables de todo ello. Y también la falta de constancia y voluntad.

¿Cómo podemos recuperar la sonrisa? ¿Mis dientes volverán a ser blancos?

Buenos hábitos orales, tus aliados durante todo el año

Desde DentalQuality® queremos acercar a nuestros pacientes algunas pistas para recuperar la salud y la estética de los dientes después de las vacaciones. Además de acudir al dentista, debemos:

  1. Tener cuidado con las bebidas: es preciso evitar consumir regularmente bebidas carbonatadas y los zumos ácidos. Este tipo de bebidas pueden descalcificar el esmalte de los dientes y ocasionar desgaste prematuro. Por otro lado, bebidas como el vino o el café favorecen la aparición de manchas amarillentas en la superficie de los dientes.
  2. Evitar el tabaco: es el hábito más perjudicial de todos. La nicotina que contienen los cigarrillos oscurece el esmalte y mancha los dientes. Asimismo, fumar nos hace más vulnerables a enfermedades como la gingivitis o la periodontitis, que nos pueden llevar a la pérdida de los dientes a largo plazo.
  3. Seguir una buena higiene oral en casa: la rutina de higiene oral debe realizarse al menos tres veces al día (después de cada comida), de forma vertical y circular, con un cepillo de cerdas suaves preferiblemente. Además, es importante utilizar una pasta dental con flúor, hilo dental y enjuague para así eliminar todos los restos de comida y de placa.
  4. Evitar algunos hábitos que surgen con el estrés: rechinar o apretar los dientes (bruxismo), morder objetos constantemente, comerse las uñas, beber café en exceso… Todos estos hábitos negativos pueden comprometer la estética y la funcionalidad de nuestra sonrisa, puesto que provocan microtraumatismos en los dientes y lesionan la articulación temporo-mandibular.
  5. Volver a la rutina del deporte: septiembre es un buen mes para reanudar nuestros hábitos deportivos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que una boca en mal estado afecta a nuestro rendimiento, ya que puede provocar pérdida del equilibrio, lesiones musculares, dolores de cabeza e incluso calambres.