¿Qué precio tiene tu boca?

ventajas-carillas-porcelana-blog

¿Qué precio tiene tu boca?

A diferencia de otras especialidades del cuidado de la salud, la odontología está incluida dentro de los tratamientos cubiertos por la Sanidad Pública Española, lo que significa que en nuestro país no existen clínicas dentales públicas dónde recibir tratamiento dental gratuitamente. Quizá por este motivo, la sociedad española no tenga una gran tradición en el cuidado de su salud oral, algo que afortunadamente está cambiando en los últimos años.

Cada vez más personas se dan cuenta de la importancia que tiene mantener unos dientes y unas encías sanas, motivo por el que deciden seguir unos buenos hábitos de salud oral y acudir al dentista con regularidad. Sin embargo, sigue habiendo una parte importante de la sociedad que solo visita al dentista cuando le duele un diente o tiene cualquier otro problema en la boca, es decir, que opta por la cura y no por la prevención.

¿Qué relación existe entre la prevención y el precio?

La relación entre la prevención en odontología y el precio de los tratamientos es mucho más significativa de lo que muchas personas creen. Algunas personas que solo acuden al dentista cuando tienen un problema avanzado, excusan su conducta afirmando que los tratamientos dentales son muy caros. Estos mismos pacientes suelen ser aquellos que más descuidan su salud oral, creando un caldo de cultivo ideal para el surgimiento de los problemas en dientes y encías.

Por otro lado, las personas que cuidan a diario de su salud oral mediante el cepillado y el hilo dental y además visitan al dentista regularmente, no solo mantienen una mejor salud dental sino que suelen invertir mucho menos dinero en los tratamientos odontológicos.

¿Qué precio tiene tu boca? Previene y ahorrarás

Y es que más allá del coste ínfimo que tiene cepillarse los dientes y pasarse el hilo dental a diario, las persona que optan por la prevención solo tienen que hacer frente a una o dos limpiezas dentales anuales para mantener su salud. Un tratamiento que, además de ser económico, permite detectar cualquier problema en fases precoces para poderlo solventar fácilmente.

Por el contrario, aquellos pacientes que además de no cuidar su sonrisa en casa, solo acuden al dentista cuando es estrictamente necesario, no solo perjudican su salud dental sino que tienen que hacer un gran desembolso para poder llevar a cabo tratamientos restauradores mucho más complicados y caros.

En definitiva, la prevención dental es mucho más barata y buena para la salud que los tratamientos restauradores salvavidas.

De modo que cuánto menos cuides de tu sonrisa, mayor precio te costará mantener su boca sana. Y viceversa. Cuánto más cuides de ella, menos te costará preservar una sonrisa sana y bonita. Así que la respuesta a la pregunta ¿Qué precio tiene tu boca? depende de ti mismo.