Qué pasos seguir después de la ortodoncia

las-mejores-clinicas-dentales-son-miembro-de-sello-de-calidad-dentalqualityjpg[1]

Qué pasos seguir después de la ortodoncia

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que se ocupa de corregir la posición de los dientes. Este tratamiento es cada vez más usado por muchos pacientes de distintas edades y en función del caso y del tipo de ortodoncia, puede durar entre 14 y 18 meses aproximadamente.

Más allá de los fines estéticos, la ortodoncia puede corregir problemas como los dientes torcidos o el apiñamiento, que dificultan la mordida del paciente. Así se logra una sonrisa más bonita, sana y fácil de limpiar, porque la mala colocación de los dientes favorece la acumulación de placa y resulta más difícil de eliminar.

Los aparatos de ortodoncia pueden ser removibles o fijos. La ortodoncia removible es fácilmente manipulable por el paciente y se suele retirar durante las comidas. Se aplica en casos de correcciones leves, o como apoyo a tratamientos con brackets. La ortodoncia fija, en cambio, no puede ser retirada y sólo es manipulable por el odontólogo. Los tratamientos tradicionales de ortodoncia fija se realizan con brackets metálicos o de cerámica, aunque actualmente también se aplica la ortodoncia lingual, que se coloca en la parte posterior de los dientes.

En ambos casos los pasos a seguir después del tratamiento son los mismos. Retirar el aparato de ortodoncia, sea fijo o removible, no conlleva el final del tratamiento a pesar de los buenos resultados. Así, es importante mantener una rutina de mantenimiento y acudir regularmente al odontólogo para que la boca se mantenga igual con el paso del tiempo.

La fase posterior al tratamiento de ortodoncia es conocida como fase de retención, porque es cuando el odontólogo aplica el uso de retenedores. Los retenedores son aparatos de mantenimiento hechos a medida para cada paciente con el fin de mantener la posición correcta de los dientes. En función de cada caso los retenedores se pueden llevar durante el día o solamente por la noche y también pueden ser fijos o removibles. Es importante mantener el uso de retenedores a diario, ya que los dientes tienden a volver a su posición inicial.

Otro paso importante es el de la higiene. Si bien hemos ido adaptando la limpieza a nuestro tratamiento de ortodoncia, es importante limpiar los retenedores; una buena opción es el uso de limpiadores efervescentes. Además, es fundamental mantener una buena higiene bucodental a diario, basada en un correcto cepillado y el uso de enjuague e hilo dental.

Como en otros tratamientos, después de la ortodoncia también es recomendable acudir a visitas periódicas con el odontólogo. En ellas pueden detectarse problemas como el crecimiento de las muelas del juicio, que podrían estropear los resultados conseguidos con la ortodoncia.

En las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® te darán un servicio individualizado y personalizado para valorar qué tipo de retención es la más indicada en tu caso. La constancia por parte del paciente y las recomendaciones del odontólogo serán clave para mantener la sonrisa perfecta después de la ortodoncia.