¿Qué es la adhesión dental?

ventajas-carillas-porcelana-blog

¿Qué es la adhesión dental?

La adhesión dental es condición sine-qua-non de la odontología general, es decir, está presente en todos los materiales que se emplean en cualquier tratamiento de restauración de los dientes. Como su nombre de base indica, la adhesión es el proceso de unión de dos superficies que ha de perdurar en el tiempo y, en el campo de la odontología, la adhesión más habitual es la mecánica. Ésta consiste en que un adhesivo líquido se infiltra en los recovecos de una superficie irregular y se solidifica posteriormente con la otra superficie, dando como resultado la unión de fuerzas moleculares de dos sustancias cuyas composiciones son diferentes. Esta interacción se produce entre el material adhesivo y la estructura dental.

Los actuales sistemas de adhesión dental son el resultado de muchos y continuados esfuerzos e investigaciones en laboratorios y centros de estudios con el objetivo de buscar aquel de mayor biocompatibilidad y que, a la vez, reduzca significativamente la sensibilidad en la técnica asociada con los actuales sistemas adhesivos y con los agentes de unión a dentina. Un sistema adhesivo es el conjunto de materiales que permiten llevar a cabo todos los pasos de la adhesión y hoy por hoy en el mercado odontológico existen muchos y muy variados.

Hay que tener en cuenta que existe un factor que es fundamental  para favorecer la adhesión de los materiales restauradores a la dentadura y éste es la capacidad de humectación de la dentina, encargada de expandir sobre el esmalte dental el material adhesivo. Cuanto más energía tenga el esmalte, más se anexiona el adhesivo al diente.

Por otro lado, decir que la adhesión dental es el tratamiento que se utiliza frente al desgaste dental y más concretamente en los casos de restauración que no conllevan la colocación de carillas o coronas, mucho más caras. Está indicado cuando la fractura o el astillado son demasiado grandes o los dientes son demasiado cortos para realizar un contorneado, en casos de manchas en los dientes provocados por la edad o la falta de homogeneidad en las piezas. Este tratamiento menos invasivo utiliza las resinas composite para alargar los dientes anteriores y crear una línea de sonrisa más joven, unos materiales que se asimilan al diente natural dando al resultado una apariencia muy natural y estética.

La principal ventaja de la adhesión dental es que el paciente conserva su estructura dental original no siendo necesaria esta eliminación para que la resina se adhiera a la dentina y al esmalte. En contrapartida, es un tratamiento que se ha de repetir cada 8-10 años debido al desgaste que sufre el material de la adhesión y cuya evidencia más factible son las manchas que provoca, siendo muy importante una correcta higiene dental y un pulido dental cada 6-12 meses.