¿Qué es el contorneado dental?

las-mejores-clinicas-dentales-son-miembro-de-sello-de-calidad-dentalqualityjpg[1]

¿Qué es el contorneado dental?

Con el paso de los años, los dientes se desgastan y pueden perder su forma original. Comer, masticar objetos, bruxismo, ejercer presión durante la noche, morderse las uñas… Son algunos de los hábitos que pueden comprometer el estado de nuestros dientes y, como consecuencia, la apariencia de la sonrisa. Aunque no deja de ser un proceso natural, dicho desgaste puede combatirse con el contorneado dental, uno de los tratamientos estéticos más solicitados por los pacientes. Las clínicas con sello de calidad DentalQuality® ofrecen este método para hacer frente al envejecimiento de la sonrisa. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

El contorneado dental tiene como objetivo principal mejorar la estética bucal y facial del paciente, para así alcanzar cambios dentales notables con tan sólo pequeños retoques. Además de ofrecer una solución al paso del tiempo, también permite modificar la sonrisa, eliminando interferencias o anomalías morfológicas de los dientes como, por ejemplo, unos caninos demasiado puntiagudos o los incisivos centrales de la arcada superior demasiado largos o desiguales. En todas las clínicas, el dentista encargado de llevar a cabo el tratamiento adapta la técnica a cada caso individual.

El contorneado dental se realiza de forma paulatina y en diferentes fases, por lo que el paciente podrá indicar cuándo está satisfecho con los resultados (en ocasiones, algunos tienen miedo de que le queden unos dientes demasiado cortos). Eso sí, debe tenerse en cuenta que se trata de un procedimiento delicado e irreversible. La minuciosidad con la que opera el profesional es fundamental para conseguir los resultados deseados, y éstos mejoran mucho más si se combina con otros tratamientos como el blanqueamiento dental. Así se consigue una dentadura uniforme y, además, blanca y brillante.

Suele realizarse sin anestesia y sin refrigeración, para que así sea más fácil detectar las zonas en las que el paciente presenta sensibilidad. Si esto ocurre, se detiene el contorneado dental de inmediato. Está dirigido a personas que solamente necesitan algunos retoques, como enderezar un diente ligeramente torcido, demasiado puntiagudo o bien que sobresalte más que la pieza contigua. No es un tratamiento diseñado para corregir problemas severos de posición, forma o tamaño. Para ello ya existen las carillas de porcelana, las coronas dentales o bien la ortodoncia, ya sea tradicional o estética.

Las clínicas con sello de calidad DentalQuality® recuerdan los beneficios del contorneado dental: es una técnica indolora, facilita la higiene oral (se eliminan las imperfecciones que, entre otras cosas, facilitan la acumulación de sarro entre los dientes) y, como resultado final, mejora la apariencia de la sonrisa. Sin embargo, es preciso concertar una cita con el profesional antes de realizarlo para conocer posibles alternativas que se adapten mucho mejor al caso concreto.