¿Puedo tener sensibilidad dental con el blanqueamiento?

blanqueamiento-blog1

¿Puedo tener sensibilidad dental con el blanqueamiento?

Para poder responder a esta pregunta, vale la pena empezar explicando qué es la sensibilidad dental, por un lado, y en qué consiste el tratamiento estético del blanqueamiento, por otro. Y luego veremos en qué circunstancias ambos pueden converger, cuestión que habitualmente preocupa a los pacientes, pero ya adelantamos que si el tratamiento se realiza en una clínica dental de confianza y en manos de odontólogos profesionales, no tiene por qué haber relación entre ambos temas.

La sensibilidad dental consiste en la inflamación del nervio o pulpa, lo que vendría a diagnosticarse como pulpitis. Se trata de que tanto la raíz como la corona del diente están expuestas debido a la permeabilidad del esmalte causado, a su vez, por su propia porosidad, una circunstancia genética que cada persona ha de asumir (cuanto más poroso y menos grueso, más sensibilidad). ¿Qué sucede? Que debajo del esmalte se encuentra la dentina y no aísla el nervio. Resultado: un dolor agudo y punzante repentino cuando esa zona de la boca entra en contacto con algún elemento externo que alcanza directamente la pulpa dental debido a su exposición. Generalmente se habla de bebidas calientes o frías que, al entrar en la cavidad bucal, provocan ese malestar capaz de alterar la rutina de cualquier persona e incluso, ésta erróneamente lo relacionan con un problema de caries cuando en realidad no lo es.

Por su parte, el tratamiento de blanqueamiento dental consiste en aclarar el color de los dientes, haciendo desaparecer las manchas, con el objetivo de mostrar una dentadura impoluta y reluciente. Este tratamiento debe realizarlo un odontólogo profesional si se quiere hacer con las garantías adecuadas y, sobre todo, con productos de calidad que no afecten a la salud dental del paciente. Porque el quid de la cuestión es preservar el esmalte con el fin de evitar la temida sensibilidad, tal como se explica en las líneas anteriores. Y esto se consigue utilizando el gel blanqueador adecuado. El perióxido es el compuesto químico con el que se hace y de su estudiada concentración dependerá el cuidado del esmalte y, en consecuencia, de sufrir o no sensibilidad dental. En el mercado existen distintos productos blanqueantes dentales pero muchos de ellos no garantizan la concentración adecuada, tan sólo lo hacen aquellos que aplican odontólogos profesionales en clínicas dentales reconocidas.

Por todo ello, es fundamental confiar el deseo de presumir de unos dientes blancos y radiantes a un médico dental de confianza, que trabaje con productos de calidad y marcas reconocidas del sector y que realice la aplicación de dicho gel blanqueador con las medidas adecuadas, siendo también muy importante el tipo de luz láser que se aplica sobre cada diente y haciendo mucho hincapié en preservar las encías con un producto especial durante el tratamiento de blanqueamiento. Aún así, el paciente quizás sufra algún tipo de sensibilidad tan sólo los primeros días tras el tratamiento al ingerir algún producto excesivamente frío o caliente, una sensación que desaparecerá poco después pudiendo hacer vida normal.