¿Por qué tengo manchas en los dientes?

problemas-temporomandibulares-blog

¿Por qué tengo manchas en los dientes?

A lo largo de los últimos años, la estética dental ha pasado a ser una prioridad en la agenda de los pacientes. Hombres y mujeres se preocupan cada vez más por su imagen: quieren verse y sentirse atractivos, quieren ver cómo los demás admiran su belleza. Y la sonrisa es uno de los elementos faciales que más miradas atrae. Unos dientes blancos, brillantes y sin imperfecciones embellecen claramente la expresión del rostro. Y, de lo contrario, las manchas en su superficie lo estropean todo. Existen muchos factores que pueden provocarlas, como la comida, las bebidas y los medicamentos. El tabaco, no cepillarse los dientes y no utilizar el hilo dental de forma regular son variables que también podrían provocar su aparición.

Así pues, las manchas en los dientes pueden ser fruto del consumo excesivo de determinadas bebidas, sobre todo refrescos, café, té y vino tinto. Para combatir las machas de café, por ejemplo, es necesario reducir la cantidad ingerida, realizarse limpiezas dentales profesionales frecuentemente y, en los casos más severos, cubrir la superficie de los dientes con carillas de porcelana o coronas dentales. El consumo de alimentos como nueces de betel y arándanos también puede teñir las piezas. Aquellas manchas provocadas por este grupo de factores y que afectan solamente al esmalte del diente se conocen como superficiales.

Aunque nunca hayas oído hablar de ello, cuando la placa se acumula en los dientes también puede provocar manchas, que se conocen como depósitos blandos. Normalmente, son consecuencia de una higiene oral inadecuada y puede aparecer en forma de áreas oscuras o bien blanquecinas alrededor de la línea de la encía, más habitualmente en los dientes anteriores inferiores. Las manchas de esta índole suelen eliminarse con un raspado y pulido dental.

¿Qué son las manchas intrínsecas? Son aquellas que forman parte de la estructura dental del paciente. Suelen generarse por causas genéticas, enfermedades o pueden ser producto de medicamentos, como la tetraciclina. En este último caso, son de color amarillento, marrón oscuro o gris. El blanqueamiento dental no suele ser efectivo en estos casos, pero sí lo es utilizar férulas de blanqueamiento en los más moderados. Hay dos causas de manchas intrínsecas que vale la pena mencionar:

  • La falta de endurecimiento de los dientes antes del nacimiento o una interrupción en la formación del esmalte debida a medicamentos o enfermedades.
  • Un envejecimiento prematuro o empastes de plata envejecidos o defectuosos (manchas marrones o grises).

Los profesionales de clínicas DentalQuality® son capaces de identificar la naturaleza de las manchas en los dientes y diseñar un plan de tratamiento adecuado para cada caso concreto. Gracias a las técnicas actuales, es posible recuperar el color blanco de la sonrisa y, con ello, su belleza.