¿Por qué escoger un odontopediatra y no un odontólogo general?

extraccion-dental-blog

¿Por qué escoger un odontopediatra y no un odontólogo general?

El odontopediatra es un odontólogo especializado en cuidar de la salud oral desde la infancia hasta la adolescencia. En esta fase de desarrollo de los niños se requiere un acercamiento especial tanto para tratar con su comportamiento infantil como para guiar su crecimiento dental y evitar futuros problemas orales. En este sentido, el odontopediatra es la persona más preparada para cumplir con estas necesidades especiales ya que además de ser odontólogo general, se ha preparado específicamente durante dos años para tratar a bebés, niños y adolescentes.

El factor psicológico

Uno de los puntos más importantes que diferencia a los odontopediatras de los odontólogos generales es su capacidad por establecer una relación de confianza entre ellos y sus pequeños pacientes. Y es que la psicología es uno de los componentes principales en los estudios de odontopediatría.

Los odontopediatras utilizan técnicas de comunicación adaptadas a los niños, ponen énfasis en la enseñanza de hábitos dentales preventivos y se esfuerzan para que las visitas sean lo más cómodas posible para sus jóvenes pacientes.

En el trato con los niños pequeños, sus esfuerzos se suelen centrar en la prevención de la caries dental. Los odontopediatras dan consejos tanto a los niños como a sus padres para preservar unos dientes fuertes y sanos mediante la higiene oral o el mantenimiento de una dieta adecuada, entre otros.

El papel de los odontopediatras cambia una vez los niños entran en la adolescencia. En esta fase gana importancia la preocupación de los adolescentes por su imagen, un aspecto que debe aprovecharse para impulsar todavía más el cuidado de su sonrisa y no al contrario. También es importante poner énfasis en la prevención y proporcionar las herramientas necesarias a los padres para que ayuden a alcanzar los buenos hábitos orales necesarios de su hijo.

La primera visita al odontopediatra

Los odontopediatras recomiendan que la primera visita del bebé al dentista se realice entre el momento en que erupciona el primer diente y el primer aniversario. Esta cita temprana ayudará a sentar las bases del cuidado preventivo para que el niño mantenga una buena salud oral en sus primeros años. Los padres deben saber que la salud oral es una parte importante de la salud general, de modo que al cuidar de la salud de su hijo, estarán cuidando de todo su cuerpo.

En definitiva, existen muchas áreas de la prevención y tratamiento dental específicas para niños y adolescentes que solo los odontopediatras están específicamente preparados para identificar, tratar y prevenir. Por este motivo, es una buena decisión elegir un odontopediatra para el cuidado de la salud oral de nuestros hijos en vez de un odontólogo general.