El Blog de DentalQuality

El Blog de DentalQuality te ofrece los artículos más actualizados sobre la salud dental. Empieza a informarte de todos los consejos y la importancia del cuidado bucal.

Son tantos los cambios que se producen en la vida de la mujer embarazada que no es extraño olvidarse de algo tan rutinario como cuidar de la salud bucodental. Que si revisiones, que si análisis, que si pruebas de azúcar, que si las tan esperadas ecografías… Durante nueve meses, son constantes las modificaciones que la mujer experimenta, no solo en su día a día sino también en su cuerpo.

 

La importancia de la salud bucodental en mujeres embarazadas

Normalmente, y más hoy en día, la mujer embarazada tiende a cuidarse mucho, sobre todo en cuanto a aquello que come. La intención siempre es no coger demasiados quilos para que luego el esfuerzo para rebajarlos sea menor. Sin embargo, hay otro factor igual o más importante que en ocasiones se descuida: la salud bucodental. En otras palabras: los buenos hábitos en cuanto a la salud dental se refiere. No solo hay que cepillarse los dientes tres veces al día, por ejemplo, sino que hay que visitar al dentista en algún momento del embarazo. ¿Por qué? Porque la mujer embarazada, en su estado, puede sufrir más caries, enfermedades de las encías, erosiones en los esmaltes de los dientes y es más propensa a tener la boca seca. Veamos por qué se acentúan estas patologías precisamente durante el embarazo.

 

La caries: por qué es más fácil de que aparezca

Es habitual que, durante los tres primeros meses, la mujer embarazada sufra náuseas y vómitos. Y son estos vómitos, a causa del ácido que desprenden sobre los dientes, los culpables de posibles apariciones de caries, puesto que actúan de forma muy negativa sobre el esmalte. Además, hay que tener en cuenta que muchas mujeres, debido a las fuertes náuseas y al malestar que estas les provocan, dejan de cepillarse del mismo modo como lo hacen habitualmente. Esto supone una mala higiene dental, aunque, por suerte, solo temporal.

 

También relacionado con cuanto acabamos de decir, una de las recomendaciones hacia las mujeres embarazadas es comer con más frecuencia (aunque menos cantidad). Esto ocasiona que no siempre sea posible cepillarse los dientes. Las caries, así, pueden aparecer con mayor facilidad.

 

¿Qué pasa con el tercer trimestre?

Ya en el tercer trimestre, con bastante frecuencia, aparece el denominado reflujo. Esta patología tiene un efecto extremadamente negativo sobre los dientes. Las mujeres embarazadas deben saber que pueden seguir unas pautas para minimizarlo: evitar alimentos ácidos, no acostarse justo después de las comidas o intentar dormir un poco incorporadas.

La encías también deben cuidarse durante el embarazo

La gingivitis, o enfermedad de las encías, también es muy común entre las mujeres embarazadas. Recordemos que la gingivitis se produce porque la placa dental se queda acumulada entre los dientes e inflama las encías. ¿Cuáles son los síntomas de la gingivitis? Unas encías más rojas y que sangran con frecuencia. La razón por la cual las mujeres embarazadas tienen el riesgo de padecer gingivitis es porque los niveles hormonales aumentan y, por lo tanto, la encía reacciona de forma mucho más exagerada ante la presencia de irritantes en la placa. Cuanto hay que tener en cuenta es que es la placa la que provoca la gingivitis; las hormonas no tienen nada que ver directamente. Un buen cepillado será en este caso la mejor solución.

 

Sin duda alguna, las visitas al dentista deben realizarse con regularidad siempre, antes, durante y después del embarazo. De esta manera, el profesional de confianza realizará las revisiones pertinentes para descartar posibles caries o cualquier otra patología. También podrá realizar, si es necesario, la limpieza bucal adecuada. Así es que, si estás embarazada, localiza la clínica dental con el Sello de Calidad DentalQuality® más cercana y ellos te ayudarán a mantener tu boca en perfectas condiciones. Además te proporcionarán los mejores consejos para que pases tu embarazo tranquilamente, en cuanto a salud bucodental se refiere. ¡Ah! Y… ¡enhorabuena!

Negociar no es vender. En las ventas entran en juego aspectos como la persuasión y el poder de convicción; en la negociación, además de la persuasión, se lleva a cabo la resolución de un conflicto entre dos partes: en este caso, la clínica dental  y, por ejemplo, el proveedor. Como sabemos que la negociación, en cualquier ámbito, no es algo fácil, queremos proponer las mejores técnicas de negociación en 7 fases: preparación, discusión, señales, propuestas, intercambio, cierre y acuerdo. Empecemos.

Fase 1: Preparación.

Es la fase en la que se deben preparar los objetivos de la negociación, es decir, qué se quiere conseguir y cómo hacerlo. Para ello se deberán tener en cuenta los propios objetivos, la posibilidad de realizar descuentos si es necesario y si es posible o no ceder ante las peticiones de la otra parte.

Fase 2: Discusión.

Aunque este término habitualmente conlleva una cierta connotación negativa, la fase de la discusión es la que implica la conversación entre ambas partes. Es decir, donde clínica y proveedor, en este caso, hablan para descubrir las actitudes y los intereses de cada parte. La conversación o discusión es un punto clave para empezar a entendernos.

Fase 3: Señales.

Las señales son el medio que utilizan las partes que participan en la negociación para indicar su disposición (o no disposición) a llevar adelante la negociación: cuando se indica, por ejemplo, que no están de acuerdo con la propuesta. Debemos tener en cuenta que en cualquier negociación las posiciones no están siempre en el mismo punto sino que van moviéndose: en ocasiones este movimiento acerca a las partes pero en otras, las aleja. Por esta razón, las señales son muy importantes y normalmente las podemos detectar en las primeras fases de la negociación.

Fase 4: Propuestas.

Como te puedes imaginar, la propuesta es aquello por lo que hemos iniciado la negociación, aquello que se desea conseguir, el objetivo. Por lo general, no hay que arriesgarse demasiado en el momento de las propuestas, sino al contrario, estas deben ser cautelosas. Debemos pensar que podemos salir de una discusión a causa de una señal que hemos detectado y que lleva directamente a una propuesta. Además, esta propuesta puede ser diferente a la posición con la que se ha iniciado la negociación. Por todo ello, hay que ir poco a poco y sin prisas.

Fase 5: Intercambio.

Hemos llegado a la fase más intensa de la negociación. En ella, ambas partes implicadas, en este caso, clínica y proveedor, tratarán ya de obtener algo a cambio de renunciar a otra cosa. Por esta razón, la fase del intercambio es la que exige más atención y concentración por ambas partes negociadoras. Hay que tener en cuenta que todo cuanto se proponga será para obtener algo a cambio.

Fase 6 y 7: Cierre y acuerdo.

Son dos fases en una, el cierre de la negociación y el acuerdo. De hecho, ambas se complementan, puesto que la finalidad del cierre es llegar a un acuerdo, ¿verdad? En cualquier caso, es imprescindible que el cierre de la negociación se lleve a cabo de forma segura y firme. Ten en cuenta, además, que para que este acuerdo sea aceptado deberá satisfacer un número elevado de las necesidades de la otra parte con la que estás negociando. Para ello, entran en juego de manera relevante movimientos estratégicos que, según cómo se lleven a cabo, nos permitirán conseguir, no solo un acuerdo satisfactorio, sino también un acuerdo inmejorable.

Ya lo ves, sea cual sea la especialidad dental con la que se trabaje, es necesario negociar y hacerlo bien con múltiples proveedores.  Ya sea por ejemplo que estés negociando con proveedores de aparatología y servicios técnicos, anestesia, fresas, higiene dental, composite, implantología, o por ejemplo con laboratorios protésicos, te conviene llegar a buen puerto, ¡por el bien de tu negocio y por supuesto de los pacientes, que disfrutarán de los beneficios de tu negociación de manera indirecta!

Te interesará saber que las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® gozan ya de condiciones especiales con más de 60 de los mejores proveedores del sector como Straumann, Henry Shein®, ImperOrtho, Inibisa, IPD, 3M, BrokerDental, Zimmer Biomet,  entre otros. Si eres un profesional del sector dental y necesitas ayuda en este aspecto, ponte en contacto con nosotros y te informaremos de cómo formar parte del Sello de Calidad DentalQuality®.

(31 Mayo Día Mundial sin Tabaco)

Fumar es uno de los peores hábitos para la salud. Se podría enumerar una gran lista con los peligros que atañe el tabaco a nuestra salud, pero en este artículo nos centraremos en los que afecta a la salud bucal, que por otra parte no son pocos.

 

Seguramente conocerás los más típicos y que están a la vista de todos como la halitosis, aparición de manchas y pérdida del blanco natural. Pero, el consumo de tabaco puede degenerar en peligrosas enfermedades bucodentales. Aprovechando que hoy es el Día Mundial sin Tabaco, desde DentalQuality® os detallamos los efectos más dañinos del tabaco en nuestra salud bucal:

 

 Aparición o aumento de la halitosis

 Las sustancias de los cigarros como el propio tabaco, el alquitrán y otros aditivos generan un olor en el aliento que puede provocar o aumentar la aparición de halitosis.

Además, el tabaco produce sequedad bucal e irritación en la boca y vías respiratorias, lo que contribuye a la falta de higiene bucal y aparición de olores.

 

Pérdida del blanco natural

 La pérdida del blanco natural de los dientes es uno de los efectos más evidentes del consumo de tabaco. Los dientes tienden a cambiar de color a un tono amarillento muy antiestético.

 

Disminución del riego sanguíneo de las encías

El tabaco produce una reducción del riego sanguíneo de las encías, lo que puede dificultar el diagnóstico de algunas enfermedades.

Las encías de los fumadores presentan un color más pálido y suelen estar menos inflamadas debido a la falta de riego. Esto hace muy difícil detectar enfermedades como la enfermedad periodontal que suele detectarse gracias al sangrado de encías. Asimismo los fumadores tienen tres veces más riesgo de sufrir una periodontitis.

 

Aumento de infecciones 

 Por otro lado, el tabaco dificulta la cicatrización de las heridas bucales, favoreciendo las  infecciones. Además, el tabaco altera la composición bacteriana y aparte de favorecer la aparición de las infecciones, dificulta el tratamiento frente a estas aumentando el dolor y ralentizando el tiempo de curación

 

Fracaso en los implantes dentales

 Los fumadores doblan la tasa de fracaso en el tratamiento de implantes dentales a las personas que no consumen tabaco. Por este motivo, el tabaco es considerado un factor clave en el fracaso de este tipo de tratamiento, propiciando además  infecciones en los implantes.

 

 

 

Riesgo de cáncer oral 

 El 80% de los casos de cáncer oral se deben al tabaco. Es más que evidente que los fumadores son los más propensos en sufrir esta enfermedad ya que el tabaco contiene un alto número de sustancias cancerígenas, entre las que destacan la nicotina y el alquitrán.

El cáncer oral tiene una gran tasa de mortalidad y si además de fumar se consume alcohol los riesgos se multiplican.

 

Aparición de enfermedades bucodentales

 Además de todo lo anterior, el tabaco ejerce un fuerte efecto en la aparición de enfermedades peligrosas como la ya mencionada  periodontitis, la  leucoplasia o la candidiasis oral entre otras.

 

Esperamos que esta información haya sido de utilidad y queremos recordarte que los profesionales que trabajan en las clínicas certificadas con Sello de Calidad DentalQuality® pueden ayudarte a disfrutar de una salud plena. Si tienes cualquier tipo de molestias tan solo tienes que visitar tu clínica más cercana, y los profesionales de estos centros te ayudarán.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El pasado sábado día 7 de abril se celebró el día Mundial de la Salud. Como ya hemos mencionado en alguna ocasión la salud bucodental está muy ligada a la salud general, así como, a la prevención y al descubrimiento de ciertas enfermedades. Por ello, desde DentalQuality te compartimos 7 malos hábitos que ponen en peligro tu salud bucal y debes evitar para gozar de una saludable sonrisa: (más…)

Todo el mundo quiere lucir una sonrisa perfecta, pero lo que muchos desconocen es que la razón de muchos problemas dentales o bucales se deben a los alimentos que consumimos.  Existen alimentos saludables para una sonrisa perfecta que aportan beneficios al organismo, así como,  a los dientes y las encías. De igual manera, nos encontramos con alimentos que ayudan a deteriorar nuestra higiene bucodental. (más…)

¿Son los tratamientos de ortodoncia cosa de niños o adolescentes? Definitivamente no. Siempre hemos asociado la ortodoncia con la infancia o los años de instituto, pero nada más lejos de la realidad. Este tipo de tratamiento puede aplicarse a personas de cualquier edad aportándoles diferentes beneficios.

(más…)