Nutrición y salud bucal

healthy teeth and green apple

Nutrición y salud bucal

La alimentación está directamente relacionada con nuestra salud bucal. Hay productos que son completamente saludables para nuestros dientes y encías, pero hay otros que los perjudican desde una perspectiva funcional y estética al mismo tiempo. De hecho, los patrones de alimentación y la elección de los productos que integran nuestra dieta desempeñan un papel muy importante en la prevención de determinadas patologías orales, como la caries dental y la enfermedad de las encías. Para disfrutar de una sonrisa completamente sana, debemos pensar antes de comer. Lo que ingieres, cuándo y cómo lo haces son rutinas que marcan una gran diferencia en tu salud bucal. ¿Qué es lo que podemos comer sin problemas? ¿Cuáles son las recomendaciones de los odontólogos? ¿Qué alimentos concretos dañan los dientes y las encías?

Los alimentos más saludables son aquellos que se incluyen entre estos grandes grupos: los productos lácteos, las frutas, las hortalizas y los frutos secos, además del agua, que es el mejor aliado de la salud bucal. Los productos lácteos, como la leche, el queso o el yogur, son bajos en azúcar, contienen proteínas y mucho calcio, lo que puede ayudar a fortalecer nuestros dientes. Por otro lado, las frutas y las verduras, que son ricas en agua y fibra, ayudan a equilibrar los azúcares, a limpiar los dientes y estimulan la producción de saliva. Son especialmente saludables si las sustituimos por alimentos de repostería en horas de picar, desayunar o merendar. Los frutos secos son, por último, un tipo de producto que nutricionistas y odontólogos recomiendan insistentemente. Las almendras y las nueces, por ejemplo, fortalecen y protegen nuestros dientes y también estimulan la producción de saliva, que limpia la boca de forma natural.

Hay una serie de alimentos que son especialmente dañinos para nuestra salud bucal. Es el caso de los caramelos (que contienen grandes cantidades de azúcar), de los cítricos (cuyo ácido puede erosionar el esmalte), del café o el té, que pueden secar la boca e incluso manchar los dientes, y de los alimentos pegajosos, ya que tienden a permanecer entre los dientes más tiempo. Los refrescos, condenados por el exceso de azúcar; el alcohol, que causa deshidratación y boca seca y las bebidas deportivas, también con alta presencia de azúcar, son las bebidas más peligrosas para nuestra salud bucal.

¿Qué te recomiendan los dentistas certificados con el Sello de Calidad DentalQuality®? En primer lugar, que establezcas unas rutinas claras de alimentación y limites el número de comidas. Si no puedes evitar picar entre horas, selecciona alimentos sanos, como productos lácteos o frutos secos. Recuerda que los patrones de comida son realmente importantes para niños y adolescentes, como también una buena elección de los alimentos. Si controlas lo que comen, les ayudarás a evitar enfermedades frecuentes como la caries dental, la gingivitis o la periodontitis.