Los problemas dentales a partir de los 50

extraccion-dental-blog

Los problemas dentales a partir de los 50

A medida que nos hacemos mayores nuestros dientes tienden a sufrir cada vez más problemas. La edad por sí sola no es el motivo de ningún problema de salud oral, pero sí que es un factor de riesgo de algunas circunstancias. De este modo, las personas mayores de 50 años tienen más probabilidades de desarrollar algunos problemas dentales concretos. Éstos son los principales:

Boca seca

Sí, la boca seca se considera un problema dental. Muchas personas desconocen la importancia de la saliva en la protección de los dientes contra la caries. La saliva contiene calcio y fosfato, ingredientes que ayudan a prevenir la desmineralización del esmalte. De modo que cuando sus niveles disminuyen, corremos un mayor riesgo de sufrir caries.

A veces, la boca seca sucede naturalmente con la edad, pero en la mayoría de casos es un efecto secundario de alguna medicina. Masticar chicle sin azúcar y beber mucha agua son dos buenas maneras de estimular la producción de saliva cuando se sufre éste problema.

Caries dental

Además del aumento del riesgo debido a la boca seca, la recesión gingival que suelen sufrir muchas personas de más de 50 años deja las raíces de los dientes descubiertas y aumenta el riesgo de sufrir caries radiculares. Cuando existe una recesión gingival es importante extremar los cuidados higiénicos y utilizar flúor para proteger el cemento que recubre la raíz de los dientes.

Cáncer oral

A medida que nos hacemos mayores, el riesgo de sufrir cáncer oral aumenta. Esto es especialmente destacable en las personas que fuman y beben. Por suerte, el porcentaje de superación de este tipo de cáncer ha aumentado mucho en los últimos años, siendo muy elevado en los casos detectados de manera precoz. Por este motivo, es importante acudir al dentista regularmente para que pueda descartar este problema.

Apiñamiento dental

El apiñamiento dental o la mala posición de los dientes no solo es un problema de los adolescentes. Los dientes no dejan de moverse a medida que nos hacemos mayores y a partir de los 50 años suelen aparecer problemas de apiñamiento. El apiñamiento dental es más que un problema estético. Los dientes apiñados son más difíciles de limpiar, de manera que aumentan el riesgo de sufrir caries dental, erosión dental o enfermedad periodontal. Un simple retenedor puede evitar este problema.

Enfermedad periodontal

La enfermedad de las encías es un problema muy grave que puede comportar la pérdida de los dientes. Lo bueno es que se trata de una situación que se puede prevenir mediante una buena higiene dental y visitas regulares al dentista.

Si tienes más de 50 años, ten en cuenta estos 5 problemas. Contar con el consejo de un dentista de confianza es la mejor manera de evitarlos.