Los objetivos de la periodoncia

endodoncia-blog1

Los objetivos de la periodoncia

La enfermedad periodontal es el principal motivo por el cual los pacientes requieren tratamiento periodóntico, pero no es el único. La recesión gingival y el exceso de encía propio de las sonrisas gingivales también pueden requerir una intervención por parte del periodoncista. Cada situación requiere un tratamiento específico que recupere la salud de las encías y asegure su funcionalidad e incluso su estética.

Tratamiento de la enfermedad periodontal

La enfermedad periodontal está causada por las bacterias que se acumulan en la base de los dientes, dónde se encuentran las encías. La acción bacteriana provoca una infección que puede destruir los tejidos blandos e incluso el hueso que soporta los dientes. De no tratarse, puede desarrollarse hasta provocar la pérdida de los dientes.

Una combinación de tratamiento profesional y cuidado en casa puede frenar el avance de la infección y dependiendo de la fase de la enfermedad, recuperar la salud completa. Los tratamientos para tratarla van desde la limpieza profesional a la cirugía.

Algunas personas asumen que la pérdida dental es parte del envejecimiento. Esto no es verdad. Si trabajas junto con el periodoncista, puedes mantener las encías sanas y esto te permitirá mantener los dientes durante toda la vida.

Los principales objetivos del tratamiento periodontal son:

–        Eliminar las infecciones bacterianas que provocan la enfermedad periodontal.

–        Controlar la inflamación que destruye los tejidos que soportan el diente.

–        Crear un entorno periodontal sano que se pueda mantener con facilidad.

Tratamiento de la recesión gingival

Las encías pueden reducirse aunque no se produzca una infección bacteriana. La principal causa no infecciosa es el mal cepillado. Utilizar un cepillo de cerdas duras o cepillarse con demasiada presión puede reducir las encías y exponer las raíces de los dientes. A su vez, esto provoca un aumento de sensibilidad al frío y al calor y aumenta el riesgo de padecer caries radiculares.

El tratamiento de la recesión de las encías consiste en coger tejido gingival de otra parte de la boca y colocarlo en el área dónde las encías se han retraído, lo que se conoce como injerto de encías.

Tratamiento del exceso de encía

Para algunas personas el problema no es que tienen poco tejido, sino que tienen demasiado. Hay gente que nace con lo que denominamos sonrisa gingival. Esta mayor cantidad de encía provoca que los dientes se vean muy pequeños y las encías muy grandes; lo que aparte de suponer un inconveniente estético también puede provocar un mayor riesgo de sufrir enfermedad periodontal.

En algunos casos, este exceso de la encía está causado por la toma de algunos medicamentos. Sea cual sea el responsable, gracias al tratamiento de la gingivectomía es posible corregir el exceso de encía y conseguir una sonrisa sana y bonita.