La estética dental ayuda a mejorar la autoestima

estetica_dental

La estética dental ayuda a mejorar la autoestima

Una bonita y sana sonrisa es la carta de presentación por excelencia. La primera impresión que uno/a pretende proyectar externamente ha de ir siempre acompañada de esa sonrisa que puede decir mucho de ti sin palabras. Dicho lo cual, todo el mundo desea poder presumir de una sonrisa blanca, radiante, encantadora… ¡Claro que sí! Además, en la sociedad actual, queramos o no, la estética juega un papel fundamental en las relaciones y la dental bien puede situarse entre las prioritarias.

La inmensa mayoría de clínicas dentales tienen entre sus especialidades los tratamientos de estética dental cuyo objetivo es el de ensalzar la sonrisa del paciente a base de diferentes tratamientos que sólo el médico odontólogo sabrá aconsejar cuál es el más adecuado para cada persona. Cuando se recurre a la estética dental puede ser porque los dientes tienen un mal aspecto, ya sea por estar amarillentos, por tener alguna pieza rota o torcida, por mostrar dimensiones distintas entre ellos, etc.

Entre algunos de los tratamientos, destaca el blanqueamiento dental del que ya se habló en un post anterior. Consiste en aclarar el color de los dientes, sin afectar el esmalte, a través de un compuesto llamado peróxido y que sólo el odontólogo podrá confirmar si se le puede aplicar al paciente, debiendo estar libre éste de posibles problemas en las encías, motivo por el que no se iniciaría el tratamiento hasta solucionarlo antes. La sesión de blanqueamiento dura unas dos horas y se aplica un rayo láser sobre cada diente cubierto con el citado gel.

Otro tratamiento de estética dental es la ortodoncia mediante la cual se pretende corregir problemas en la forma, posición y relación de los dientes con el fin de mostrar una sonrisa perfecta al finalizar todo el proceso. Para ello existen diferentes técnicas, como son los ya conocidos brackets, la ortodoncia lingual, los aparatos removibles o la llamada ortodoncia invisible. Según cada caso, se optará por una u otra y la duración también variará.

Las carillas dentales sería otra propuesta para mejorar la imagen de los dientes tratándose de reconstrucciones estéticas que se realizan en la parte externa de éstos para modificarlos. Se adhieren al propio diente natural y ya no se pueden retirar, presumiendo de una importante durabilidad. Existen carillas de porcelana o de composite.

En todos los casos, lo que se persigue es lograr una apariencia dental impecable, que resulte armoniosa con relación a todo el conjunto de piezas dentarias, que se convierta en uno de tus principales atractivos. Sólo así, cuando veas reflejada tu sonrisa en el espejo, serás capaz de quererte mucho más a ti mismo/a y eso siempre es síntoma de buena salud.