La calidad del implante tiene un precio

implantes-gran

La calidad del implante tiene un precio

Una de las preguntas más habituales es saber cuánto cuesta un implante dental, teniendo en cuenta que es un tratamiento bastante habitual hoy por hoy. Y, sobre todo, conociendo las numerosas ofertas que cada día recibimos con impactos comerciales ciertamente atractivos para el paciente pero que esconden una escasa fiabilidad en cuanto a la profesionalidad del tratamiento y los materiales aplicados.

Los implantes son raíces artificiales de titanio biocompatible que sustituyen un diente natural perdido y que se recomiendan por un tema tanto funcional (para poder masticar correctamente) como estético (lucir una sonrisa ideal). El resultado de esta cirugía ha de conllevar la larga duración de dichos implantes, de ahí la importancia de valorar la calidad del tratamiento por encima del precio, si bien es cierto que siempre es recomendable disponer de más de una opinión médica.

Habitualmente la primera consulta con el implantólogo suele ser gratuita y éste nos diagnostica la necesidad que tenemos, nos explica todo el procedimiento y nos hace un presupuesto de lo que costaría nuestro tratamiento completo de implantes, pudiéndose tratar de piezas sueltas o bien de la boca entera.

Es importante saber que todo implante dental implica una serie de requisitos previos que el paciente ha de conocer y valorar. De entrada, la clínica dental ha de estar reconocida y sus doctores formados en esta especialidad porque, además, los materiales y técnicas van evolucionando regularmente. El primer paso es realizar una consulta totalmente personalizada de cada caso donde se estudia el tipo de implante más adecuado, así como se realizan todas las pruebas previas necesarias en cuanto a radiografías digitales e incluso, en algunas clínicas, la posibilidad de ver simulaciones de los implantes en 3D. El siguiente paso, a nivel ya quirúrgico, se centra en la colocación provisional del implante que implica un tiempo de osteointegración durante el cual éste se ha de integrar en el hueso y para ello se requieren revisiones hasta su correcta cicatrización y retiro de los puntos. Mientras esto sucede se han de tomar medidas, elegir el color más adecuado, etc. del implante definitivo que se colocará cuando el médico lo crea conveniente tras cumplir con todo este proceso que conlleva bastantes horas de trabajo.

Cuando se habla de calidad odontológica, en este caso, de los implantes dentales, ya no sólo se valora el tiempo estimado que representa la atención sobre cada paciente, sino también los materiales empleados en el tratamiento porque de ello va a depender la duración del implante y la existencia o no de complicaciones. Cabe destacar que el implante es un tornillo que se inserta en el hueso y que, por tanto, está en contacto directo con nuestro organismo. Dicho lo cual, es importante lo que nos va a costar el implante, sí, pero más lo es saber de la profesionalidad de la clínica elegida para garantizarnos un implante de calidad que justifique la inversión realizada.