¿Hay relación entre el estrés y la salud bucodental?

gerwgew

¿Hay relación entre el estrés y la salud bucodental?

El estrés provoca muchos efectos negativos para el organismo: nervios, dolores, ansiedad… Los dientes y las encías también se resienten de las situaciones estresantes. Diversos estudios han demostrado la incidencia del estrés en el desarrollo de algunas patologías bucodentales. ¿Cuáles son?

Si bien existen tipos de estrés positivo, en general las situaciones de estrés provocan todo tipo de dolencias. A nivel bucodental, provoca que muchos pacientes descuiden su rutina de higiene. Además, los pacientes suelen retomar hábitos perjudiciales que ayudan a calmar los nervios. Los más comunes son el tabaquismo, el consumo de alcohol y alimentos con altos niveles de azúcar. Recordemos que el tabaquismo es la causa principal del cáncer oral, mientras que el azúcar favorece el desarrollo de caries dental.

Relación entre el estrés y mi salud oral

Además el estrés está muy relacionado con diferentes complicaciones en los dientes y las encías. Las más habituales son las siguientes:

  • Bruxismo. Se estima que el estrés es la causa de hasta el 80% de casos de bruxismo. Esta patología consiste en el hábito de apretar o rechinar los dientes. En la mayoría de pacientes se trata de algo inconsciente, que se da con más frecuencia durante el sueño. Para tratar el bruxismo se aplica el uso de férulas de descarga. Pero disminuir el estrés es un factor clave para evitar este hábito, que puede provocar fisuras en los dientes.
  • Gingivitis y periodontitis. Son las principales enfermedades periodontales. Diversos estudios han demostrado que el estrés aumenta la producción de la hormona cortisol, muy relacionada con el desarrollo de estas enfermedades. La gingivitis y la periodontitis provocan la inflamación y el sangrado de las encías. Además, la periodontitis, en sus fases más avanzadas, puede provocar la pérdida de piezas dentales.
  • Irritaciones bucales. Son erupciones en la boca que pueden surgir por un virus, una higiene oral deficiente y también por situaciones estresantes. En la mayoría de ocasiones suelen desaparecer pasados unos días.

Disminuir los niveles de estrés será clave para prevenir estas patologías orales. Para conseguirlo es recomendable la práctica de deporte, o algunos ejercicios de meditación.

Pero lo más importante para mantener una buena salud oral es mantener una rutina de higiene diaria. Es decir, cepillar los dientes después de cada comida. También conviene complementar el cepillado con técnicas como el enjuague bucal y el hilo dental. Además es imprescindible acudir con regularidad al odontólogo de confianza. En las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® ofrecen tratamientos individualizados. Lo más importante es el bienestar y la tranquilidad del paciente, para conseguir los mejores resultados con su sonrisa.