Dientes en un día es posible pero cumpliendo unos requisitos

coronasdezirconio-blog

Dientes en un día es posible pero cumpliendo unos requisitos

Hay veces que el paciente llega a la consulta con el deseo de poder disponer de su/s diente/s en el mismo día. Previa previsión de dicha petición y con un estudio a fondo del caso, esto es posible aunque no siempre es lo más recomendable, dicho sea de paso. Recientemente hablamos del proceso que implica este tratamiento y uno de los pasos más fundamentales es el tiempo que se precisa con la osteointegración para garantizar una eficaz cicatrización. Pero siempre existen pacientes que no toleran las prótesis tradicionales y para ellos, si cumplen los requisitos, esta técnica resulta perfecta para suplir sus dientes perdidos.

En cualquier caso, la posibilidad de realizar la colocación de dientes en el día existe y se conoce como implantes de carga inmediata aunque no todos los pacientes son hábiles para recibirlos, dado que es importante saber la cantidad y calidad de su hueso para determinar si es posible o no. Otra cuestión fundamental es que la salud bucodental del paciente ha de ser impoluta, realizándose limpiezas habitualmente y el estado gingival, periodontal y periapical de los dientes adyacentes ha de ser correcto. Es decir, se han de cumplir una serie de requisitos, como el de no sufrir bruxismo, por ejemplo.

Las ventajas de los implantes de carga inmediata es que el paciente vive la fase quirúrgica en un solo día y la osteointegración pasa a llamarse “dinámica” en lugar de “cicatrización estática”, lo que significa que se produce al mismo tiempo que el diente está realizando sus funciones en la boca.

Los cuidados más inmediatos tras la intervención pasan por mantener una dieta blanda los primeros días pero desde el minuto uno el paciente ya puede sentirse reconfortado dentalmente hablando y en apenas unas horas, ya que ha logrado sustituir su/s hueco/s por una/s pieza/s definitivas/s, sin necesidad de prótesis removibles de quita y pon y poder así lucir su mejor sonrisa una vez ya sale de la clínica.

Esta técnica innovadora se está ofreciendo en muchas clínicas aunque, como siempre, el primer paso es que el odontólogo estudie cada caso, si es posible o no según las características bucodentales del paciente. No se debe aplicar sólo como respuesta a un deseo estético que busca rapidez -que también-, sino que hay que valorar que el paciente puede soportar este tipo de implantología.