Día Mundial de la Salud: ¿Cómo mantener una buena salud bucodental?

hilo dental blog

Día Mundial de la Salud: ¿Cómo mantener una buena salud bucodental?

Esta semana se celebra el Día Mundial de la Salud. Estar atentos a nuestra salud, tanto mental como física, es muy importante para sentirnos bien. Pero a menudo olvidamos que la salud bucodental también influye en la salud general. Varios estudios han relacionado patologías como la diabetes con enfermedades bucodentales como la periodontitis. Entonces, ¿Cómo podemos mantener una buena salud bucodental?

Consejos básicos para una buena salud bucodental

Mantener una sonrisa sana es algo que se consigue con constancia en el día a día. De nada sirve tener una buena técnica de cepillado si no lavamos nuestros dientes después de cada comida. Por tanto, conviene tener una rutina de higiene oral diaria. Esto es clave para prevenir las diferentes enfermedades bucodentales y sus consecuencias, tanto estéticas como funcionales.

Estos son los consejos más esenciales para mantener los dientes y las encías sanos día a día:

Un buen cepillo, la base de la higiene

El cepillado dental es el primer paso para mantener la boca sana. Para que sea efectivo, es fundamental saber escoger un buen cepillo. Muchos pacientes dudan si escoger un cepillo manual o eléctrico. Según diversos estudios, el cepillo eléctrico elimina más cantidad de placa bacteriana en comparación al manual.

Elegir una pasta dental adecuada

En el mercado hay una gran variedad de pastas dentales y decantarnos por una puede resultar complicado. Lo más recomendable es consultar con el dentista de confianza qué pasta dental es la más adecuada para nuestra boca. Hay que tener en cuenta que esto puede variar, pero lo más importante es que la pasta incorpore flúor, un mineral que fortalece el esmalte.

La importancia de la limpieza interproximal

El cepillado por sí solo no es suficiente para mantener la boca sana. Los filamentos del cepillo convencional no consiguen llegar con profundidad a los rincones más difíciles de la cavidad oral. Hablamos de los espacios entre los dientes, o la línea de las encías. Por ello conviene mantener una rutina de higiene interproximal, mediante técnicas como el hilo dental o el enjuague bucal. Para los pacientes portadores de ortodoncia, se recomienda realizar este tipo de higiene con un irrigador bucal.

¡No te olvides de la lengua!

La lengua suele ser la gran olvidada durante la rutina de limpieza. Esto es un gran error, ya que en la superficie lingual se acumulan grandes cantidades de bacterias. La lengua se puede limpiar con el cepillo, pero también existen limpiadores linguales específicos.

Acudir al odontólogo con regularidad

Lo más recomendable es acudir al dentista un mínimo de dos veces al año. Hay muchas patologías orales que tienen síntomas poco visibles a simple vista, por lo que es importante someterse a revisiones periódicas con un profesional.

Las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® personalizan todos los tratamientos, para conseguir que cada paciente pueda lucir una sonrisa perfecta en función de sus necesidades. Una buena rutina de higiene y las visitas dentista serán las claves para mantener una buena salud bucodental durante mucho tiempo.