Cuidados tras una extracción dental

hilo-dental-blog

Cuidados tras una extracción dental

La extracción dental es un tratamiento seguro que se realiza de manera cómoda e indolora pero que requiere la colaboración del paciente a posteriori para preservar su buena salud oral.

Después de una extracción dental, es importante que se forme un coágulo de sangre en la zona edéntula para frenar el sangrado e iniciar el proceso de recuperación de los tejidos. Por este motivo, el odontólogo le pide al paciente que muerda una gasa colocada en la zona tratada durante 30 minutos después de la cita. En caso que el sangrado persista tras este período, se debe colocar otra gasa, hasta conseguir frenarlo.

Una vez se ha formado el coágulo de sangre, es importante no tocarlo ni ponerlo en riesgo, ya que es la clave de la recuperación. Por este motivo hay algunas contraindicaciones durante las siguientes 72 horas:

  • No se deben realizar enjuagues vigorosos
  • No se debe utilizar pajitas para beber
  • No fumar ni beber alcohol
  • No cepillarse la zona de alrededor del diente extraído

De realizar cualquiera de estas actividades, el coágulo podría desengancharse o disolverse y esto retardaría el proceso de recuperación. También es importante evitar el ejercicio físico durante las siguientes 24 horas, ya que esto incrementaría la presión sanguínea y aumentaría el riesgo de sangrado en la zona.

Cuidados contra el dolor

Después de la extracción puede que sientas un poco de dolor en la zona o que sufras hinchazón. La aplicación de hielo en la mejilla frenará la inflamación y calmará el dolor. También debes tomarte la medicación que haya indicado el odontólogo. Todo esto ayudará a reducir la inflamación, que suele desaparecer tras 48 horas.

Si notas que los medicamentos prescritos no funcionan o que el dolor persiste, llama inmediatamente a tu clínica dental. En caso que se te haya prescrito antibiótico, tómatelo durante el tiempo indicado, aunque los síntomas de la extracción se hayan ido.

Después de la extracción debes beber mucha agua y comer alimentos blandos. Retoma la rutina dental normal tras 24 horas, esto significa que debes cepillarte los dientes y pasarte el hilo dental. Evidentemente, debes hacerlo con cuidado y sin tocar la zona tratada. Esto acelerará el proceso de curación.

Después de unos días se terminará la incomodidad en la zona y podrás seguir con tus actividades diarias. Si continuas experimentando sangrado, dolor agudo o hinchazón después de 2-3 días, llama inmediatamente a tu clínica dental con el sello DentalQuality para que te aconsejen. Los cuidados tras una extracción dental no son difíciles, pero se deben realizar correctamente para que la curación sea lo más rápida y cómoda posible.