Cuidados después de la ortodoncia

hilo-dental-blog

Cuidados después de la ortodoncia

Cuando un paciente comienza un tratamiento de ortodoncia debe saber que éste no termina el día que va al odontólogo y le retira los aparatos porque ya ha conseguido la corrección dental prevista. No. Existen unos cuidados posteriores que deben respetarse y, sobre todo, llevarse a cabo, ya que en caso contrario de poco servirá dicho tratamiento.

Es importante saber que los dientes tienen memoria, es decir, pueden recuperar su condición inicial si no se siguen las indicaciones del ortodoncista y por el tiempo que éste estipule, sobre todo cuando se habla de espacios interdentales o diastemas. Para ello, el primer paso es el uso de retenedores, que pueden ser fijos o removibles, la elección depende del paciente, de la maloclusión que se corrigió y de los ajustes que se realizaron durante la ortodoncia. Estos aparatos tienen como función dar estabilidad a los resultados obtenidos en la fase inicial del tratamiento de ortodoncia, haciendo que los tejidos de soporte de los dientes se asienten. La duración del uso de retenedores post ortodoncia implica, mínimamente, dos años y es fundamental la constancia. A partir de ese tiempo, su uso se irá reduciendo progresivamente.

Otros cuidados que resultan básicos tras un tratamiento de ortodoncia son la realización de los hábitos de higiene bucal diarios que debe realizar cualquier persona: una buena técnica de cepillado, el uso de crema dental con flúor después de cada comida y el de seda dental especialmente por la noche, enjuagues orales regulares y la visita periódica al odontólogo.

En algunos casos, haber colocado los dientes en su posición correcta no es suficiente para lograr una sonrisa perfecta y hay que recurrir a otros tratamientos complementarios, como podría ser el blanqueamiento dental. No se recomienda realizarlo antes de 90 días tras la retirada del aparato de ortodoncia, dado que durante este tratamiento puede aparecer cierta erosión del esmalte por la acumulación bacteriana fruto de una deficiente higiene oral. También puede suceder que al sacar los brackets, la resina que se adhería a las piezas se lleve consigo la capa más superficial del esmalte. Así pues, se aconseja que transcurran unos tres meses mientras se usan enjuagues orales fluorizados que ayudan a remineralizar más rápidamente el esmalte. Eso sí, se habla de blanqueamiento post ortodoncia para pacientes mayores de 18 años, con un retoque a los dos años.

Otros tratamientos habituales después de una corrección dental son las reconstrucciones en el caso de mostrar algún diente fracturado o de tamaño distinto al resto, y para ello se utiliza composite, material moldeable y muy adhesivo. O también se puede optar por las carillas dentales en el caso que los dientes se muestren amarillentos, envejecidos o desgastados, siendo éste un procedimiento muy sencillo y poco invasivo.