¿Cómo será la primera visita de mi hijo?

odontologia

¿Cómo será la primera visita de mi hijo?

Los odontopediatras recomiendan que los padres lleven a su hijo por primera vez al dentista cuando cumpla un año o seis meses después de que haya erupcionado el primer diente.

La primera visita de un bebé con el dentista suele ser corta e implica muy poco tratamiento. Esta cita introductoria es una buena oportunidad para que tu hijo conozca a su dentista por primera vez y se lleve una buena experiencia de su visita a la clínica dental. Algunos dentistas le piden al padre o la madre que se sienten en la silla dental con su hijo en brazos para poder realizar el examen dental. Otros odontopediatras prefieren que el padre o madre no intervengan en la cita en caso que esté nervioso, ya que podría transmitir ansiedad a su bebé.

Durante el examen, el dentista examina cada uno de los dientes ya erupcionados y comprueba que no sufren problemas de caries dental. También observa el tipo de oclusión del bebé y descarta cualquier posible problema en las encías, la mandíbula y el resto de tejidos orales. En caso que sea necesario, el dentista o higienista realiza una limpieza de los dientes y evalúa la necesidad de emplear flúor para protegerlos.

Una de las partes más importantes de la visita, es la comunicación con los padres, a quien se informa de los cuidados de salud oral necesarios para su pequeño y se les responde cualquier duda o pregunta que puedan tener al respecto.

Los aspectos que suelen comentar los dentistas con los padres son:

  • Buenas prácticas de higiene oral para los dientes y encías del bebé, y la prevención de caries
  • La necesidad de flúor
  • Hábitos orales (succión del pulgar, empuje de la lengua, u otros)
  • Fases del desarrollo del bebé
  • Dentición
  • Importancia del cuidado de los dientes de leche
  • Correcta nutrición
  • Chequeos dentales periódicos. La mayoría de dentistas aconsejan establecer visitas regulares de control cada 6 meses para monitorizar el desarrollo de los dientes del pequeño, prevenir todo tipo de problemas y establecer una relación de confianza entre el dentista y el pequeño.

Por último, en esta primera visita se debe completar la información médica y de salud del pequeño que pueda tener relevancia para los cuidados dentales presentes y futuros.

Apuesta por un odontopediatra

Los odontopediatras son dentistas especializados en el cuidado odontológico de bebés, niños y adolescentes. Sus dos años extras de formación les dan las claves para tratar las necesidades propias de la edad infantil y saber cómo deben comunicarse con los más pequeños para que estos se sientan cómodos y se muestren abiertos a los cuidados dentales. s