¿Cómo actúa una férula de descarga?

las-mejores-clinicas-dentales-son-miembro-de-sello-de-calidad-dentalqualityjpg[1]

¿Cómo actúa una férula de descarga?

La férula de descarga, también llamada placa de descarga o férula nocturna, es el tratamiento más utilizado para combatir los nocivos efectos del bruxismo y otras disfunciones temporomandibulares.

Se trata de un aparato de plástico transparente con un grosor de 2 o 3 milímetros fabricado de manera personalizada para encajar a la perfección en cualquiera de las dos arcadas dentales. De este modo, evita el contacto directo entre los dientes superiores e inferiores y los preserva del desgaste que sufren cuando se friccionan o aprietan los unos contra los otros.

Se utilizan durante la noche

Las férulas de descarga se suelen utilizar durante la noche para el tratamiento de todo tipo de condiciones dolorosas e indoloras relacionadas con la articulación temporomandibular y el bruxismo. Este tipo de afectaciones provocan que a menudo muchos pacientes presenten desgaste dental, dolor en las mandíbulas, dolor de cabeza, dificultad al abrir y cerrar la boca o fracturas dentales. Estos problemas suelen estar causados por la presión o el rechinamiento propios del bruxismo, que se produce mayormente durante las horas de sueño.

Ventajas del uso de la férula de descarga

Las férulas de descarga pueden llegar a ser muy efectivas en el tratamiento de pacientes con bruxismo, aliviando el dolor y previniendo el futuro desgaste dental. Existen varias teorías que indican que las placas de descarga son útiles para tratar los desórdenes de la articulación temporomandibular:

  • Permiten relajar los músculos y ligamentos de implicados en la masticación, liberando los músculos faciales de la tensión y la rigidez que provocan el bruxismo u otros problemas mandibulares.
  • Si un paciente aprieta o rechina sus dientes, la férula los protege del desgaste que sufren con el tiempo, preservándolo del aumento de sensibilidad y el dolor dental.
  • Si la mordida del paciente (su oclusión dental) es incorrecta y supone una mayor presión o daño en la articulación mandibular, la férula dental puede utilizarse para ajustar la mordida hasta una posición que el dentista considere correcta y permita relajar la musculatura implicada.

Aunque la férula de descarga consigue en muchas ocasiones evitar los síntomas del bruxismo y otros problemas mandibulares, solo son un método para controlar la patología, pero no pueden curarla. En función del diagnóstico que se realice en cada paciente, el dentista puede indicar otras medidas alternativas a la férula de descarga, que pueden ir desde las terapias para aliviar el estrés, la solución de la maloclusión o la cirugía ortognática.