Causas del mal aliento

dolor-dental-blog

Causas del mal aliento

Las causas del mal aliento son muchas y variadas. Por eso, lo primero que hacen los dentistas a la hora de tratarlo es identificar los factores que lo provocan. Una vez conocidos, adaptan el tratamiento a las necesidades de cada paciente. Si sufres halitosis, estas pueden ser las causas:

Ciertos alimentos: la desintegración de las partículas de comida en la boca puede aumentar el número de bacterias y provocar mal olor. Ciertos alimentos como la cebolla o el ajo son más propensos a causar este tipo de mal aliento, normalmente momentáneo.

Tabaco: fumar provoca inevitablemente mal olor oral. Además, los fumadores tienen más posibilidades de sufrir enfermedad periodontal, otro causante del mal aliento.

Mala higiene dental: si no te cepillas los dientes ni te pasas el hilo dental a diario, las partículas de comida se quedan en la boca y provocan mal aliento. Una capa fina y transparente llamada placa se forma a diario en tus dientes y de no ser eliminada, puede irritar las encías, facilitando la aparición de la gingivitis. La superficie de la lengua también alberga bacterias que comportan mal olor. Por este motivo, es importante mantener una higiene oral completa a diario.

Boca seca: la saliva ayuda a limpiar la boca, eliminando las partículas que causan el mal olor. El síndrome de la boca seca o xerostomía dificulta la eliminación de dichas partículas y facilita la aparición de halitosis. En las personas sanas este problema suele ocurrir durante la noche, provocando mal aliento matutino. Algunos medicamentos y ciertos tratamientos pueden comportar xerostomía crónica.

Infecciones orales: las caries dentales, la enfermedad periodontal, las llagas o incluso las heridas de una cirugía, pueden comportar mal aliento.

Medicamentos: como hemos comentado anteriormente, algunos medicamentos pueden comportar halitosis indirectamente, ya que contribuyen a la sequedad de la boca. Otros pueden comportar una reacción química en el cuerpo, que también afecte al aliento.

Otras causas: las enfermedades como los cánceres y los desórdenes metabólicos pueden comportar mal aliento provocado por los químicos que producen. El reflujo constante de ácidos estomacales también está relacionado con la halitosis.

Otros problemas en la boca, nariz y garganta: el mal aliento también puede estar causado por pequeñas piedras que se forman en las amígdalas que están cubiertas por bacterias. Las infecciones o inflamaciones crónicas de la nariz o la garganta, también pueden contribuir a un goteo retronasal que cause mal aliento.

Si crees que sufres halitosis de manera recurrente, no lo dudes más y acércate a tu clínica con el sello de calidad DentalQuality. Un dentista experimentado estudiará tu caso particular para determinar las causas que comportan el mal aliento y te indicará el mejor tratamiento para solucionar tu problema.