Consejos dentales

El cepillado de los dientes es básico para tener una buena salud bucal. Son muchos los mitos que existen alrededor de esta rutina donde la pasta de dientes es uno de los puntos clave para cepillarse los dientes adecuadamente. No, no todas son iguales y hoy en día, tenemos una gran variedad de marcas y de pastas de dientes en el mercado. Debemos considerar que no siempre la más popular o la de precio más elevado será la mejor para nuestra salud bucodental. 

Es por ello que queremos hablarte de las características que debes considerar antes de decidirte por una pasta de dientes u otra. Es importante ser conscientes de que los dentífricos no hacen milagros y que muchas veces su publicidad promete más de lo que aportan realmente. Pero, ¿hay una mejor que otra? ¿Qué debemos tomar en cuenta?    

Cuatro características de una pasta de dientes 

  • El flúor es el ingrediente clave para una buena pasta de dientes. Si queremos mantener unos dientes limpios debemos usar una pasta de dientes con flúor. Este ingrediente ayuda a eliminar placa bacteriana y prevenir caries. Es importante tomar en cuenta que la cantidad de flúor en la pasta de dientes deberá ser menor para el cepillado de dientes de niños con dientes de leche.
  • Una pasta adecuada a tu salud bucal: Cada uno de nosotros goza de una salud bucal mejor o peor. Hay que adecuar nuestra pasta de dientes al estado de estos. Si sufrimos de sangrado dental o gingivitis, deberemos usar una pasta de dientes más potente que contenga algún antiséptico. Aún así, esta no debería convertirse en nuestra pasta de dientes habitual y si el problema persiste deberíamos acudir al dentista.
  • Sensibilidad dental: Es probable que durante algunas épocas del año, sobre todo en el invierno, tengamos sensibilidad dental, ya existen pasta de dientes especializadas a minimizar esta dolencia. Sin embargo, aún cuando consideres que no sufres de sensibilidad dental, es mejor utilizar una pasta para dientes sensibles que una pasta con intenso sabor a menta.
  • Menos ingredientes, más limpieza: Hoy en día se habla mucho acerca de lucir unos dientes limpios y blancos y son muchas las pasta de dientes blanqueantes que hay en el mercado. No debemos olvidar que son muchos los factores que influyen a tener unos dientes blancos. El uso de una pasta de dientes específica no marcará la diferencia, sino que debe ser un complemento a un tratamiento y a una rutina de higiene bucal.

¿Estás buscando una clínica dental para revisar tu salud bucal? Aquí

Se acercan las fiestas navideñas y, con ello, un gran séquito de celebraciones y comidas con nuestros seres más queridos. Uno de los elementos más importantes durante estas fechas es la comida, concretamente los dulces navideños. Durante estas semanas del año es fácil dejarse llevar ante los grandes banquetes, y no se convierte en un problema si no descuidamos la higiene bucal.

No olvidemos que la salud bucodental es una de las bases para la salud general de nuestro cuerpo. Salud bucal significa más que dientes saludables. “Bucal” se refiere a la boca, que incluye no sólo los dientes, las encías y el tejido de apoyo, sino también el paladar duro y el suave, el recubrimiento mucoso de la boca y de la garganta, la lengua, los labios, las glándulas salivales, los músculos para masticar y la mandíbula.

Un detallado examen bucal puede detectar señales de deficiencias nutricionales así como varias enfermedades sistémicas, incluyendo infecciones, desórdenes del sistema inmunológico, lesiones, etc.  No, no es cualquier cosa y va más allá de cepillarse los dientes. ¿Cómo podemos cuidarnos durante esta navidad? Desde DentalQuality® te hemos preparado unos consejos:

Consejos para cuidar la salud bucodental en fiesta

  • Cuidado con el exceso de bebidas carbonatadas. Las bebidas con gas, como la gaseosa o los refrescos, contienen ácidos facilitando así la aparición de caries y disminuyendo el PH de nuestros dientes. Si puedes evitarlas, mejor.
  • El azúcar no es tu aliado: El azúcar es el alimento clave para la aparición de caries en nuestros dientes. A todos nos gusta atiborrarnos de dulces navideños durante estas fechas, pero debemos de tener cuidado. Por ejemplo, es mejor ingerir chocolate negro que blanco o con leche, ya que tiene menos azúcar. También podemos priorizar los dulces con frutas en vez de chocolates. La OMS recomienda no tomar más de 5 cucharitas de azúcar al día.
  • Evitar comer entre comidas: Te recomendamos controlar la cantidad de veces que se comen, hacerlo entre una comida y otra no es beneficioso para tus dientes. Lo mejor es optar por fruta, tomar agua, frutos secos, antes que dulces y recalentados.
  • Cuidado con las bebidas alcohólicas: Suelen tener un papel protagonista durante las comidas con amigos y familiares. El momento del brindis siempre es acompañado por una copa de vino o cava. Hay que saber que el vino, sobre todo el tinto y blanco, propician la aparición de manchas en los dientes, y que la mayoría de las bebidas alcohólicas representan azúcar para tu boca.
  • Seguir con los hábitos de higiene bucal básicos. Debemos seguir cepillando los dientes, preferiblemente, tres veces al día. Usar seda dental y enjuague bucal, para esto no importa la temporada del año, es la mejor medida de prevención de enfermedades bucodentales.

No debemos olvidarnos que para mantener una buena salud bucodental es importante acudir a revisiones con el dentista. ¿Estás buscando dentista?

Recientemente se ha demostrado que tener una buena salud bucodental ayuda a mejorar el rendimiento deportivo. Quizás no te habías parado nunca a pensarlo, pero el deporte es uno de los factores clave para llevar un estilo de vida saludable, y parte de este estilo de vida saludable es cuidar como es debido de tu boca, por eso dientes sanos y deporte van unidos.

 

Según un informe de la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración), existe una asociación directa entre salud bucodental y deporte. Y esta asociación es mutua, es decir, una buena salud oral influye en unos mejores resultados deportivos y la práctica del deporte influye en la salud oral. Veamos con mayor detalle en qué consiste esta relación.

 

Por todos es sabido que el deporte, si se practica de forma regular, forma parte de un estilo de vida saludable. Dicho estilo de vida limita los riesgos de patologías, tanto a nivel oral como general. Aun más, se ha demostrado que practicar deporte tiene un efecto antiinflamatorio y mejora el sistema inmunológico. Con ello queremos decir que las personas que hacen deporte regularmente corren menos riesgo de sufrir factores inflamatorios que conllevan a la aparición de enfermedades como la periodontitis. Como ya sabes, la periodontitis es la enfermedad de las encías provocada por una inflamación producida, a su vez y entre otras causas, por la acumulación de sarro. Todas las clínicas dentales con el Sello de Calidad DentalQuality© disponen de especialistas en periodoncia, la rama de la odontología que trata las enfermedades periodontales.

 

La periodontitis también se encuentra directamente relacionada con otras enfermedades, como la obesidad. Estudios científicos internacionales han determinado que la obesidad puede ser un factor de riesgo para sufrir la enfermedad de las encías. Y es que las personas que poseen un índice de masa corporal más bajo y que hacen ejercicio con mayores consumos de oxígeno suelen tener una mejor salud periodontal.

¿Cómo afecta tu salud bucodental a tu rendimiento deportivo?

Ya lo ves, dientes sanos y deporte son los mejores aliados. También hay que tener en cuenta el factor contrario: una mala salud bucodental puede provocar una inflamación sistémica que afecta a la salud global.

 

Parece mentira, ¿verdad? Y es que cualquier problema causado por una inflamación, como sería el caso de la periodontitis, afecta tanto a las encías como al resto del cuerpo. ¿Y esto puede llegar a perjudicar seriamente nuestra salud? Evidentemente, puesto que cualquier proceso inflamatorio favorece el desarrollo de enfermedades como las cardiovasculares, diabetes, infecciones respiratorias o resultados adversos del embarazo.

 

Y volviendo al tema central de nuestro artículo de hoy, todos estos problemas de salud afectan o impiden la práctica deportiva o el logro de resultados esperados. En concreto, la periodontitis está directamente relacionada con la aparición de contracturas musculares, fatiga muscular y recuperación más tardía de las lesiones musculares.

 

Con todo ello llegamos a la conclusión de que resulta de gran importancia que los deportistas y, sobre todo, los deportistas de élite se realicen revisiones bucodentales con frecuencia. En ocasiones, los problemas de rendimiento se pueden prevenir con hábitos saludables y de higiene bucal. Está claro que llevar a cabo un examen oral exhaustivo antes de iniciar una práctica deportiva habitual permite optimizar el rendimiento del deportista, prevenir lesiones y aportar información importante sobre su salud general.

 

¿Eres deportista? ¿Quieres mejorar tu rendimiento? Haz una visita al dentista y permite que este forme parte de tu equipo técnico. En cualquiera de las clínicas dentales con el Sello de Calidad DentalQuality© encontrarás a profesionales que querrán formar parte de este equipo y te ayudarán a mejorar tu rendimiento deportivo. Las revisiones orales son imprescindibles para prevenir lesiones y otros problemas de salud, así es que no esperes más y localiza tu clínica de confianza.  

 

 

La edad ideal para ortodoncia

Son muchos los niños que, por una razón u otra, deben llevar ortodoncia. Pero hoy en día hay muchos adultos que deciden arreglar sus dientes y empezar un tratamiento de este tipo. Debemos recordar que el objetivo de la ortodoncia es precisamente arreglar cualquier malformación o problema de colocación de las piezas dentales.

En el caso de los adultos, parece evidente que no existe una edad ideal para empezar un tratamiento de ortodoncia. Eso sí, una vez el odontólogo haya realizado el diagnóstico oportuno y planteado el tratamiento adecuado, lo mejor es no dejar pasar demasiado tiempo. La razón es que, cuanto más se tarde en empezar, más tiempo pasará sin arreglarse el problema e, incluso, este podría agravarse. Por eso, siempre es recomendable seguir las indicaciones del especialista.

Recuerda que todas las clínicas que cuentan con el Sello de Calidad DentalQuality© poseen especialistas que trabajan exclusivamente para mejorar la salud del paciente.

 

¿Pero qué ocurre cuando el paciente de ortodoncia es un niño?

Efectivamente, cuando el tratamiento de ortodoncia es para un niño, sí que podemos hablar de una franja de edad ideal. Bien, de hecho, existe dos franjas de edad ideales. Verás por qué.

 

La mayoría de los profesionales consideran que la etapa en la que aparecen los dientes definitivos es el momento ideal. Esto suele ser sobre los 12 o 13 años dependiendo de cada caso. En ese momento, resulta del todo aconsejable visitar al ortodoncista, puesto que será él quien revise exhaustivamente la boca del paciente y observe si hace falta o no un tratamiento de ortodoncia.

 

Los tratamientos que se suelen necesitar en esta etapa de la que hablamos son correctores, es decir, los tan conocidos brackets y, para los adolescentes, la ortodoncia invisible. Es evidente que para los más jóvenes esa sonrisa metálica puede suponer una incomodidad estéticamente hablando. Por esta razón, el ortodoncista, después de estudiar el caso con rigurosidad, determinará qué tipo de tratamiento será el mejor para él.

 

¿Y para los más pequeños hay aparatos de ortodoncia?

Sí, en cuyo caso hablamos de ortodoncia interceptiva. No nos cansaremos de recomendar las visitas anuales al dentista y, para los más pequeños, lo más acertado es empezarlas a partir de los 6 años. En esa etapa, los huesos de los niños son totalmente moldeables, se pueden reajustar si es necesario. Además, durante esa fase se encuentra la dentición mixta, es decir, la etapa en la que conviven dientes temporales y dientes definitivos que se van reemplazando poco a poco.

 

Precisamente es cuando salen los primeros morales definitivos cuando pueden surgir los inconvenientes más grandes. Por esa razón, en el caso en que el ortodoncista detecte alguna anomalía temprana, está a tiempo de empezar a corregirla y evitar que, en un futuro, el problema sea mayor. Las radiografías y las fotografías son las herramientas perfectas para ver el tratamiento más adecuado para cada paciente.

 

¿Y qué tipos de tratamientos forman parte de la ortodoncia interceptiva?

Uno de los tipos utilizados en este tipo de ortodoncia son los expansores de paladar, cuyo objetivo es tratar y corregir el crecimiento de los huesos maxilares cuando éste no es el adecuado. Según si lo que se necesita es modificar o potenciar el crecimiento de estos huesos, se utiliza aparatología fija o removible. Como siempre, tras un estudio exhaustivo del caso del paciente, será el ortodoncista quien plantee un tipo u otro.
Tanto si tienes que llevar a tu hijo al dentista como si crees que eres tú quien necesitaría un tratamiento de ortodoncia, no dudes en localizar la clínica con el Sello de Calidad DentalQuality© más cercana. Ponte en manos de los mejores profesionales.

¿Sabías que las dietas denominadas exprés o dietas milagro pueden llegar a ser perjudiciales para tus dientes? ¿Sabías que tu salud oral puede verse afectada negativamente? Te contamos por qué.

 

Las dietas milagro y las consecuencias en tu boca

Empecemos diciendo que las dietas exprés, también conocidas como “dietas milagro”, reducen o privan al organismo de algunos de los nutrientes esenciales, permitiendo que la pérdida de peso sea más rápida y efectiva. Si tenemos en cuenta que la salud bucodental y la alimentación están estrechamente relacionadas, esta falta de nutrientes puede llegar a ser nefasta para los dientes y las encías. Y es que en la boca empieza todo el proceso de la digestión: con la masticación y la posterior salivación los alimentos empiezan su descomposición química que permite obtener los recursos necesarios para que funcionen a la perfección. Con esto queremos decir que los dientes necesitan nutrientes para estar sanos y fuertes y, así, poder llevar a cabo correctamente este proceso.

 

Dicho esto, parece lógico que, si necesitamos hacer dieta, sea muy importante elegirla correctamente. ¿Cuál es la mejor dieta? Pues indudablemente una dieta equilibrada. La dieta equilibrada debe contener alimentos de todos los grupos alimenticios para que nos aporten todos los nutrientes necesarios. Además, esta dieta debe ser rica en fósforo (alimentos de origen animal y vegetal ricos en proteínas), calcio(lácteos, espinacas, higos, brócoli…), fibra (frutas, verduras, cereales, especias, legumbres…) y vitaminas A (leche, albaricoque, melón, tercera, pollo…), C (fresas, cítricos, pimiento, papaya…), B2 (champiñones, huevo de gallina, hígado, almendra…), B3 (cacahuetes, jamón serrano…) o B12 (pescados, moluscos, crustáceos…). Y es evidente que las dietas exprés no lo son: algunas de estas dietas son pobres en proteínas o bajas en grasas y otras, ricas en proteínas, por ejemplo.

La característica común de las dietas milagro es que carecen de alguno de los grupos de nutrientes esenciales para que nuestro organismo, y en él incluimos dientes y encías, funcione como es debido.

 

Si todavía no ves muy claro en qué puede afectarte llevar a cabo alguna de estas dietas milagro (ya sea la de la piña, la de la pasta o la de la alcachofa), sigue leyendo. A continuación te advertimos de cómo afecta concretamente a la salud de tu boca la falta de algunos de los mencionados nutrientes.

 

La vitamina D es esencial para la absorción de calcio. Las dietas exprés pueden afectar la absorción de vitaminas solubles en grasa, por lo que perjudica directamente a tu salud bucal.

 

La ingesta de grasas puede llegar a generar estrés y ansiedad. ¿Por qué? Por la producción de dopamina derivada de dicha ingesta de grasas y la ausencia de ácidos grasos, como el Omega3. ¿Cuál es la afectación bucal provocada por el estrés y la ansiedad? El bruxismo y sus consecuencias.

 

Las dietas bajas en hidratos de carbono suelen causar mal aliento: el organismo reacciona ante esta ausencia quemando grasas y el resultado es el mal aliento.

 

La falta de hidratos de carbono también puede llevar a un déficit de vitaminas. La falta de vitaminas, a su vez, puede llegar a reducir la salivación, aumentar las infecciones o producir llagas en la boca. ¡Incluso puede llegar a alterar el sentido del gusto!

 

La falta de vitaminas, además de cuanto acabamos de indicar, también puede provocar gingivitis, periodontitis y todo cuanto implique al sistema inmunológico. Además, la absorción del calcio se ve directamente perjudicada; esto pone en riesgo a la estructura y la fijación de los dientes.

 

¿Todavía te estás planteando llevar a cabo una dietas exprés? Con una alimentación equilibrada y saludable conseguirás los mejores resultados en más tiempo, eso sí, pero también más duraderos. Si por el contrario, ya la has realizado y crees que necesitas una visita al dentista para que valore la salud de tus dientes, ten presente que en cualquiera de las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® pueden ayudarte.

Son tantos los cambios que se producen en la vida de la mujer embarazada que no es extraño olvidarse de algo tan rutinario como cuidar de la salud bucodental. Que si revisiones, que si análisis, que si pruebas de azúcar, que si las tan esperadas ecografías… Durante nueve meses, son constantes las modificaciones que la mujer experimenta, no solo en su día a día sino también en su cuerpo.

 

La importancia de la salud bucodental en mujeres embarazadas

Normalmente, y más hoy en día, la mujer embarazada tiende a cuidarse mucho, sobre todo en cuanto a aquello que come. La intención siempre es no coger demasiados quilos para que luego el esfuerzo para rebajarlos sea menor. Sin embargo, hay otro factor igual o más importante que en ocasiones se descuida: la salud bucodental. En otras palabras: los buenos hábitos en cuanto a la salud dental se refiere. No solo hay que cepillarse los dientes tres veces al día, por ejemplo, sino que hay que visitar al dentista en algún momento del embarazo. ¿Por qué? Porque la mujer embarazada, en su estado, puede sufrir más caries, enfermedades de las encías, erosiones en los esmaltes de los dientes y es más propensa a tener la boca seca. Veamos por qué se acentúan estas patologías precisamente durante el embarazo.

 

La caries: por qué es más fácil de que aparezca

Es habitual que, durante los tres primeros meses, la mujer embarazada sufra náuseas y vómitos. Y son estos vómitos, a causa del ácido que desprenden sobre los dientes, los culpables de posibles apariciones de caries, puesto que actúan de forma muy negativa sobre el esmalte. Además, hay que tener en cuenta que muchas mujeres, debido a las fuertes náuseas y al malestar que estas les provocan, dejan de cepillarse del mismo modo como lo hacen habitualmente. Esto supone una mala higiene dental, aunque, por suerte, solo temporal.

 

También relacionado con cuanto acabamos de decir, una de las recomendaciones hacia las mujeres embarazadas es comer con más frecuencia (aunque menos cantidad). Esto ocasiona que no siempre sea posible cepillarse los dientes. Las caries, así, pueden aparecer con mayor facilidad.

 

¿Qué pasa con el tercer trimestre?

Ya en el tercer trimestre, con bastante frecuencia, aparece el denominado reflujo. Esta patología tiene un efecto extremadamente negativo sobre los dientes. Las mujeres embarazadas deben saber que pueden seguir unas pautas para minimizarlo: evitar alimentos ácidos, no acostarse justo después de las comidas o intentar dormir un poco incorporadas.

La encías también deben cuidarse durante el embarazo

La gingivitis, o enfermedad de las encías, también es muy común entre las mujeres embarazadas. Recordemos que la gingivitis se produce porque la placa dental se queda acumulada entre los dientes e inflama las encías. ¿Cuáles son los síntomas de la gingivitis? Unas encías más rojas y que sangran con frecuencia. La razón por la cual las mujeres embarazadas tienen el riesgo de padecer gingivitis es porque los niveles hormonales aumentan y, por lo tanto, la encía reacciona de forma mucho más exagerada ante la presencia de irritantes en la placa. Cuanto hay que tener en cuenta es que es la placa la que provoca la gingivitis; las hormonas no tienen nada que ver directamente. Un buen cepillado será en este caso la mejor solución.

 

Sin duda alguna, las visitas al dentista deben realizarse con regularidad siempre, antes, durante y después del embarazo. De esta manera, el profesional de confianza realizará las revisiones pertinentes para descartar posibles caries o cualquier otra patología. También podrá realizar, si es necesario, la limpieza bucal adecuada. Así es que, si estás embarazada, localiza la clínica dental con el Sello de Calidad DentalQuality® más cercana y ellos te ayudarán a mantener tu boca en perfectas condiciones. Además te proporcionarán los mejores consejos para que pases tu embarazo tranquilamente, en cuanto a salud bucodental se refiere. ¡Ah! Y… ¡enhorabuena!

(31 Mayo Día Mundial sin Tabaco)

Fumar es uno de los peores hábitos para la salud. Se podría enumerar una gran lista con los peligros que atañe el tabaco a nuestra salud, pero en este artículo nos centraremos en los que afecta a la salud bucal, que por otra parte no son pocos.

 

Seguramente conocerás los más típicos y que están a la vista de todos como la halitosis, aparición de manchas y pérdida del blanco natural. Pero, el consumo de tabaco puede degenerar en peligrosas enfermedades bucodentales. Aprovechando que hoy es el Día Mundial sin Tabaco, desde DentalQuality® os detallamos los efectos más dañinos del tabaco en nuestra salud bucal:

 

 Aparición o aumento de la halitosis

 Las sustancias de los cigarros como el propio tabaco, el alquitrán y otros aditivos generan un olor en el aliento que puede provocar o aumentar la aparición de halitosis.

Además, el tabaco produce sequedad bucal e irritación en la boca y vías respiratorias, lo que contribuye a la falta de higiene bucal y aparición de olores.

 

Pérdida del blanco natural

 La pérdida del blanco natural de los dientes es uno de los efectos más evidentes del consumo de tabaco. Los dientes tienden a cambiar de color a un tono amarillento muy antiestético.

 

Disminución del riego sanguíneo de las encías

El tabaco produce una reducción del riego sanguíneo de las encías, lo que puede dificultar el diagnóstico de algunas enfermedades.

Las encías de los fumadores presentan un color más pálido y suelen estar menos inflamadas debido a la falta de riego. Esto hace muy difícil detectar enfermedades como la enfermedad periodontal que suele detectarse gracias al sangrado de encías. Asimismo los fumadores tienen tres veces más riesgo de sufrir una periodontitis.

 

Aumento de infecciones 

 Por otro lado, el tabaco dificulta la cicatrización de las heridas bucales, favoreciendo las  infecciones. Además, el tabaco altera la composición bacteriana y aparte de favorecer la aparición de las infecciones, dificulta el tratamiento frente a estas aumentando el dolor y ralentizando el tiempo de curación

 

Fracaso en los implantes dentales

 Los fumadores doblan la tasa de fracaso en el tratamiento de implantes dentales a las personas que no consumen tabaco. Por este motivo, el tabaco es considerado un factor clave en el fracaso de este tipo de tratamiento, propiciando además  infecciones en los implantes.

 

 

 

Riesgo de cáncer oral 

 El 80% de los casos de cáncer oral se deben al tabaco. Es más que evidente que los fumadores son los más propensos en sufrir esta enfermedad ya que el tabaco contiene un alto número de sustancias cancerígenas, entre las que destacan la nicotina y el alquitrán.

El cáncer oral tiene una gran tasa de mortalidad y si además de fumar se consume alcohol los riesgos se multiplican.

 

Aparición de enfermedades bucodentales

 Además de todo lo anterior, el tabaco ejerce un fuerte efecto en la aparición de enfermedades peligrosas como la ya mencionada  periodontitis, la  leucoplasia o la candidiasis oral entre otras.

 

Esperamos que esta información haya sido de utilidad y queremos recordarte que los profesionales que trabajan en las clínicas certificadas con Sello de Calidad DentalQuality® pueden ayudarte a disfrutar de una salud plena. Si tienes cualquier tipo de molestias tan solo tienes que visitar tu clínica más cercana, y los profesionales de estos centros te ayudarán.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El pasado sábado día 7 de abril se celebró el día Mundial de la Salud. Como ya hemos mencionado en alguna ocasión la salud bucodental está muy ligada a la salud general, así como, a la prevención y al descubrimiento de ciertas enfermedades. Por ello, desde DentalQuality te compartimos 7 malos hábitos que ponen en peligro tu salud bucal y debes evitar para gozar de una saludable sonrisa: (más…)

Todo el mundo quiere lucir una sonrisa perfecta, pero lo que muchos desconocen es que la razón de muchos problemas dentales o bucales se deben a los alimentos que consumimos.  Existen alimentos saludables para una sonrisa perfecta que aportan beneficios al organismo, así como,  a los dientes y las encías. De igual manera, nos encontramos con alimentos que ayudan a deteriorar nuestra higiene bucodental. (más…)