Author: DentalQuality

La mercantilización del sector odontológico

Desde hace tiempo, las clínicas dentales luchan por poner fin a la mercantilización exacerbada que se produce en la atención dental a las personas. Pues bien, hace unos meses, el senado aprobó una medida mediante la cual las decisiones en las clínicas dentales, es decir cualquier decisión que deba tomarse, así como en cualquier otra entidad que preste servicios sanitarios,  debe estar en manos de los profesionales que trabajan en ella y no en inversores ajenos al procedimiento médico.

 

La Ley de Sociedades Profesionales

Como ya sabes, cada una de las clínicas que cuenta con el Certificado de Calidad DentalQuality® pertenece a un odontólogo cuyo único objetivo es la salud y el bienestar de sus pacientes. Estas clínicas no están adheridas a cadenas comerciales. Por esta razón, la aprobación de esta medida representa una gran paso adelante hacia una normalización del sector dental. Si bien la mencionada medida está incluida en la Ley de Sociedades Profesionales, y está en vigor desde hace un tiempo, el Senado, desde su Comisión de Sanidad y Servicios Sociales ha querido reforzarla.

 

Gracias a la moción aprobada por los grupos parlamentarios, el Gobierno de España deberá seguir vigilando que la ley que afecta a dentistas y clínicas dentales se cumpla rigurosamente. Y todo ello ¿para qué? Para evitar que existan sociedades de intermediación en aquellos casos en que la prestación de servicios sanitarios sea uno de sus objetos sociales. Solo así, se asegura que la toma de decisiones se lleve a cabo en el ámbito médico, siempre bajo el conocimiento del profesional en cuestión, en nuestro caso, el odontólogo, y no entre los empresarios que, sin ninguna duda, desconocen lo que es mejor para el paciente. Evidentemente, todo el sector dental ha considerado la aprobación de este medida como muy positiva.

 

Y es que es lógico. ¿Quién mejor que los profesionales del sector para tomar las decisiones en clínicas dentales? ¿No son acaso éstos los que saben qué es lo que necesita el paciente? En las 86 (a día de hoy) clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® solo encontrarás profesionales con reconocido prestigio, dilatada experiencia y en continua formación sobre los últimos avances odontológicos. Todos ellos cumplen con un código ético que garantiza un trato honesto, orientado al cuidado del paciente y a resolver sus problemas reales de la forma menos invasiva, no a la venta de tratamientos.

 

La publicidad engañosa es una de las bases de las estafas en materia de salud dental. Todos recordamos uno de los casos mediáticos más recientes, el de iDental. Esta empresa (y la trataremos así, no como clínica dental) ofrecía importantes subvenciones que, al final, resultaron ser estafas a los pacientes que habían confiado en ellos, hasta el punto que terminaron cerrando. 

 

Y por fin, Las decisiones en las clínicas dentales, más profesionales

Con relación a este y otros muchos casos, el Senado ahora exige medidas para evitar la publicidad de carácter mercantil sobre la prestación de servicios sanitarios. También defiende la coordinación y armonización de toda la legislación sobre publicidad de centros, establecimientos, servicios, medicamentos y productos sanitarios.

Con medidas como esta al final se conseguirá que el sector se normalice por completo y que las decisiones en clínicas dentales, más profesionales y éticas, el paciente solo tenga que preocuparse en pensar en la salud de su boca y sus dientes. Todas las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® aplauden esta medida aprobada por el Senado y esperan que desde las más altas esferas la tengan en cuenta y hagan todo cuanto esté en sus manos para regularizar el sector como se merece. Por fin las decisiones

 

Mientras tanto, si estás buscando una clínica dental de confianza y de referencia, no te guíes por publicidades engañosas que deslumbran con las “mejores” ofertas económicas. Entra en nuestra página web y encuentra tu clínica dental certificada con el Sello de Calidad DentalQuality®. Solo así te asegurarás de recibir el trato personalizado y las garantías de resultados que te mereces.

 

Recientemente se ha demostrado que tener una buena salud bucodental ayuda a mejorar el rendimiento deportivo. Quizás no te habías parado nunca a pensarlo, pero el deporte es uno de los factores clave para llevar un estilo de vida saludable, y parte de este estilo de vida saludable es cuidar como es debido de tu boca, por eso dientes sanos y deporte van unidos.

 

Según un informe de la SEPA (Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración), existe una asociación directa entre salud bucodental y deporte. Y esta asociación es mutua, es decir, una buena salud oral influye en unos mejores resultados deportivos y la práctica del deporte influye en la salud oral. Veamos con mayor detalle en qué consiste esta relación.

 

Por todos es sabido que el deporte, si se practica de forma regular, forma parte de un estilo de vida saludable. Dicho estilo de vida limita los riesgos de patologías, tanto a nivel oral como general. Aun más, se ha demostrado que practicar deporte tiene un efecto antiinflamatorio y mejora el sistema inmunológico. Con ello queremos decir que las personas que hacen deporte regularmente corren menos riesgo de sufrir factores inflamatorios que conllevan a la aparición de enfermedades como la periodontitis. Como ya sabes, la periodontitis es la enfermedad de las encías provocada por una inflamación producida, a su vez y entre otras causas, por la acumulación de sarro. Todas las clínicas dentales con el Sello de Calidad DentalQuality© disponen de especialistas en periodoncia, la rama de la odontología que trata las enfermedades periodontales.

 

La periodontitis también se encuentra directamente relacionada con otras enfermedades, como la obesidad. Estudios científicos internacionales han determinado que la obesidad puede ser un factor de riesgo para sufrir la enfermedad de las encías. Y es que las personas que poseen un índice de masa corporal más bajo y que hacen ejercicio con mayores consumos de oxígeno suelen tener una mejor salud periodontal.

¿Cómo afecta tu salud bucodental a tu rendimiento deportivo?

Ya lo ves, dientes sanos y deporte son los mejores aliados. También hay que tener en cuenta el factor contrario: una mala salud bucodental puede provocar una inflamación sistémica que afecta a la salud global.

 

Parece mentira, ¿verdad? Y es que cualquier problema causado por una inflamación, como sería el caso de la periodontitis, afecta tanto a las encías como al resto del cuerpo. ¿Y esto puede llegar a perjudicar seriamente nuestra salud? Evidentemente, puesto que cualquier proceso inflamatorio favorece el desarrollo de enfermedades como las cardiovasculares, diabetes, infecciones respiratorias o resultados adversos del embarazo.

 

Y volviendo al tema central de nuestro artículo de hoy, todos estos problemas de salud afectan o impiden la práctica deportiva o el logro de resultados esperados. En concreto, la periodontitis está directamente relacionada con la aparición de contracturas musculares, fatiga muscular y recuperación más tardía de las lesiones musculares.

 

Con todo ello llegamos a la conclusión de que resulta de gran importancia que los deportistas y, sobre todo, los deportistas de élite se realicen revisiones bucodentales con frecuencia. En ocasiones, los problemas de rendimiento se pueden prevenir con hábitos saludables y de higiene bucal. Está claro que llevar a cabo un examen oral exhaustivo antes de iniciar una práctica deportiva habitual permite optimizar el rendimiento del deportista, prevenir lesiones y aportar información importante sobre su salud general.

 

¿Eres deportista? ¿Quieres mejorar tu rendimiento? Haz una visita al dentista y permite que este forme parte de tu equipo técnico. En cualquiera de las clínicas dentales con el Sello de Calidad DentalQuality© encontrarás a profesionales que querrán formar parte de este equipo y te ayudarán a mejorar tu rendimiento deportivo. Las revisiones orales son imprescindibles para prevenir lesiones y otros problemas de salud, así es que no esperes más y localiza tu clínica de confianza.  

 

 

Dr. Rafael Pérez, ¿por qué te decantaste por ejercer como odontológo?

Siempre tuve vocación médica, la medicina es algo que me atraía desde niño, y la odontología es una rama de la medicina. Es una actividad que une varios factores interesantes, por una parte tiene una faceta de servicio a la sociedad, por otra es una especialidad que une ciencia con arte, y por otra, permite ejercer una profesión de manera liberal, lo cual aunque tiene sus riesgos, también tiene, para mi, un fuerte atractivo.

¿Qué es lo que no te enseñaron en la carrera de odontología?

De la universidad se sale con las bases para ejercer la profesión, pero es en el día a día donde se adquieren los verdaderos conocimientos.

En esta profesión nunca se para de aprender, la formación continuada es constante, hay que emplear muchos días al año en acudir a cursos y congresos, y estudiar unas horas todas las semanas para poder estar al día. El odontólogo que no es consciente de esto, se quedará obsoleto en poco tiempo.

 

¿Cuál es tu especialidad como dentista? ¿Qué es lo que más te gusta de ella?

Aunque en nuestra clínica tenemos un equipo que cubre todas las especialidades, yo en concreto me dedico con especial atención a la cirugía implantológica y a la estética. Es muy gratificante devolver la sonrisa y la función a una persona que no la tenía.

A continuación Dr. Pérez, ¿puedes compartirnos el caso dental de éxito de uno o dos pacientes que tuviera especial dificultad o que te llamara especialmente la atención?

 

No podría hablar de un solo caso, son muchos a lo largo de los casi 30 años de experiencia, pero puedo decir que cuanta más dificultad tiene un caso, mayor es el reto, y mayor es la gratificación que produce el verlo solucionado.

Y ahora, ¿puedes compartirnos el caso dental de éxito de uno o dos pacientes cuya historia te conmoviera, motivara especialmente?

En general me atraen los casos multidisciplinares, que requieren un concienzudo trabajo en equipo, y cuyos resultados son realmente espectaculares. Recuerdo a algunos pacientes con verdadero complejo para sonreír, incluso para hablar, casos que han requerido ortodoncia, cirugía periodontal e implantología, y en los que los resultados han sido excelentes. Son pacientes agradecidos de por vida.

 

Sobre el proyecto de tu clínica dental en Valladolid, Odontología Integral Dres Pérez, ¿cómo empezó todo?

Siempre me ha atraído el trabajo en equipo, ya que pienso que la mejor odontología tiene que surgir de la colaboración de los mejores especialistas, una persona sola no puede abarcar todas las disciplinas de una manera excelente. Es por eso que en el año 1989, me asocié con dos compañeros, y compartimos un proyecto común. Al cabo de los años abrí mi propia clínica, que en la actualidad está integrada por cuatro odontólogos, una higienista y cuatro auxiliares.

¿Cuáles son tus retos profesionales  (o los de la clínica) en este momento?

Nuestro objetivo, es ofrecer lo mejor que la odontología de hoy en día puede ofrecer, somos conscientes de que es una tarea que requiere un gran esfuerzo, pero con trabajo en equipo, constancia en la formación continuada, y reinvirtiendo constantemente en los mejores equipos y materiales, se consigue.

Respecto al Certificado de Calidad DentalQuality®, ¿puedes destacar que logros te ha ayudado a alcanzar hasta la fecha?

El Certificado de Calidad DentalQuality® es una forma de demostrar a los pacientes que estamos entre las mejores clínicas de España, es una certificación que nos distingue y nos diferencia de clínicas mercantilistas, que buscan los resultados contables por encima de la ética profesional y el servicio al paciente.

¿Tienes algún hobbie? Cuando sales de la consulta, ¿qué te gusta hacer?

Me gustan mucho los viajes, y también la fotografía. Son dos aficiones que tienen mucho en común, ya que mis mejores capturas las he obtenido viajando.

Otra afición relacionada con viajar, son los idiomas, sigo acudiendo periódicamente a clases, me gusta escuchar charlas y ver vídeos en inglés en YouTube o escucharlo por la radio, y últimamente casi todo lo que leo es en inglés, tanto novelas como artículos profesionales.

 

dentalquality-equipo-del-dr-rafael-perez-de-la-clinica-dental-de-valladolid-odontologia-integral-doctores-perez

Sabemos que el factor humano en tu clínica es muy importante, ¿quieres destacar, mencionar algo sobre tu equipo?

El trabajo en equipo es fundamental. Hace unos cuantos años, un odontólogo era capaz de dominar todas las áreas de la profesión, hoy en día no es posible dominarlas si queremos hablar de odontología de calidad puntera. Las técnicas avanzan y evolucionan a tal velocidad, que es imposible estar al día en todo a la vez, la especialización y el trabajo en equipo son ya el presente. Ahora mismo en nuestro equipo contamos con profesionales muy bien formados, cada uno en su área,

Mi hija, Elisa Pérez de la Calle, Máster en implantología y Máster en periodoncia, Cristina Bartol, Máster en endodoncia avanzada, y Manuel Pesqueira, Máster en ortodoncia, además de yo mismo.

Un buen trabajo en equipo requiere colaboración  entre todos los especialistas en los casos más complejos y multidisciplinares, por lo que la ventaja de reunir en la misma clínica a todo el equipo es evidente, ya que nos permite tener sesiones clínicas en las que tratar cada caso, discutirlo entre todos y coordinar el mejor enfoque posible.

¿Algo a destacar sobre la tecnología de que dispone la clínica?

La tecnología de vanguardia es fundamental hoy en día. No se puede hacer un buen diagnóstico ni un buen tratamiento sin estar a la última en este aspecto. Esto es algo que tenemos tan claro, que no paramos de invertir en ello: A modo de ejemplo hemos incorporado un TAC dental para poder llegar a diagnósticos precisos, ultrasonidos quirúrgico, Láser para cirugía periodontal,… y así mismo colaboran con nosotros laboratorios de prótesis punteros en diseño y elaboración de prótesis Cad-Cam.

¿Algo a destacar sobre algún tratamiento específico que ofrezca tu clínica Dr. Rafael Pérez?

Al ser un equipo multidisciplinar, tratamos de abarcar todas las especialidades dentales.

Haría especial mención a los tratamientos complejos de implantología, en donde la estética es importante. También en ortodoncia, manejamos casos con sistemas invisibles con grandes resultados, comparables a los tratamientos con brackets clásicos. En cuanto a odontología estética, destacaría las carillas de porcelana no invasivas.

¿Algo a destacar sobre vuestro trato al paciente?

Cuando recibimos a un paciente, lo primero que debemos hacer es ponernos en su lugar, pensar qué viene buscando, cuales son sus inquietudes,  tratarlo como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Intentar darle la opción más sencilla y duradera, y no la más cara. Tal vez esto sea lo que diferencia a una clínica como la nuestra, dirigida por profesionales de la salud, de las clínicas mercantilistas con objetivos empresariales dirigidos principalmente a la facturación, y en donde los pacientes son considerados clientes y los tratamientos se consideran ventas, no importando cual sea el mejor tratamiento, si no cual es el más rentable.

Cuando estamos ante un paciente, debemos considerar que le haríamos si fuese nuestro hijo, nuestro hermano o nuestro padre…

Por último Dr. Rafael Pérez, ¿alguna frase motivacional que te guste o inspire especialmente para el trabajo del día a día?

Antes de planificar un tratamiento, ponte siempre en el lugar del paciente.

 

¡Muchas gracias Dr. Rafael Pérez!

La edad ideal para ortodoncia

Son muchos los niños que, por una razón u otra, deben llevar ortodoncia. Pero hoy en día hay muchos adultos que deciden arreglar sus dientes y empezar un tratamiento de este tipo. Debemos recordar que el objetivo de la ortodoncia es precisamente arreglar cualquier malformación o problema de colocación de las piezas dentales.

En el caso de los adultos, parece evidente que no existe una edad ideal para empezar un tratamiento de ortodoncia. Eso sí, una vez el odontólogo haya realizado el diagnóstico oportuno y planteado el tratamiento adecuado, lo mejor es no dejar pasar demasiado tiempo. La razón es que, cuanto más se tarde en empezar, más tiempo pasará sin arreglarse el problema e, incluso, este podría agravarse. Por eso, siempre es recomendable seguir las indicaciones del especialista.

Recuerda que todas las clínicas que cuentan con el Sello de Calidad DentalQuality© poseen especialistas que trabajan exclusivamente para mejorar la salud del paciente.

 

¿Pero qué ocurre cuando el paciente de ortodoncia es un niño?

Efectivamente, cuando el tratamiento de ortodoncia es para un niño, sí que podemos hablar de una franja de edad ideal. Bien, de hecho, existe dos franjas de edad ideales. Verás por qué.

 

La mayoría de los profesionales consideran que la etapa en la que aparecen los dientes definitivos es el momento ideal. Esto suele ser sobre los 12 o 13 años dependiendo de cada caso. En ese momento, resulta del todo aconsejable visitar al ortodoncista, puesto que será él quien revise exhaustivamente la boca del paciente y observe si hace falta o no un tratamiento de ortodoncia.

 

Los tratamientos que se suelen necesitar en esta etapa de la que hablamos son correctores, es decir, los tan conocidos brackets y, para los adolescentes, la ortodoncia invisible. Es evidente que para los más jóvenes esa sonrisa metálica puede suponer una incomodidad estéticamente hablando. Por esta razón, el ortodoncista, después de estudiar el caso con rigurosidad, determinará qué tipo de tratamiento será el mejor para él.

 

¿Y para los más pequeños hay aparatos de ortodoncia?

Sí, en cuyo caso hablamos de ortodoncia interceptiva. No nos cansaremos de recomendar las visitas anuales al dentista y, para los más pequeños, lo más acertado es empezarlas a partir de los 6 años. En esa etapa, los huesos de los niños son totalmente moldeables, se pueden reajustar si es necesario. Además, durante esa fase se encuentra la dentición mixta, es decir, la etapa en la que conviven dientes temporales y dientes definitivos que se van reemplazando poco a poco.

 

Precisamente es cuando salen los primeros morales definitivos cuando pueden surgir los inconvenientes más grandes. Por esa razón, en el caso en que el ortodoncista detecte alguna anomalía temprana, está a tiempo de empezar a corregirla y evitar que, en un futuro, el problema sea mayor. Las radiografías y las fotografías son las herramientas perfectas para ver el tratamiento más adecuado para cada paciente.

 

¿Y qué tipos de tratamientos forman parte de la ortodoncia interceptiva?

Uno de los tipos utilizados en este tipo de ortodoncia son los expansores de paladar, cuyo objetivo es tratar y corregir el crecimiento de los huesos maxilares cuando éste no es el adecuado. Según si lo que se necesita es modificar o potenciar el crecimiento de estos huesos, se utiliza aparatología fija o removible. Como siempre, tras un estudio exhaustivo del caso del paciente, será el ortodoncista quien plantee un tipo u otro.
Tanto si tienes que llevar a tu hijo al dentista como si crees que eres tú quien necesitaría un tratamiento de ortodoncia, no dudes en localizar la clínica con el Sello de Calidad DentalQuality© más cercana. Ponte en manos de los mejores profesionales.

¿Sabías que las dietas denominadas exprés o dietas milagro pueden llegar a ser perjudiciales para tus dientes? ¿Sabías que tu salud oral puede verse afectada negativamente? Te contamos por qué.

 

Las dietas milagro y las consecuencias en tu boca

Empecemos diciendo que las dietas exprés, también conocidas como “dietas milagro”, reducen o privan al organismo de algunos de los nutrientes esenciales, permitiendo que la pérdida de peso sea más rápida y efectiva. Si tenemos en cuenta que la salud bucodental y la alimentación están estrechamente relacionadas, esta falta de nutrientes puede llegar a ser nefasta para los dientes y las encías. Y es que en la boca empieza todo el proceso de la digestión: con la masticación y la posterior salivación los alimentos empiezan su descomposición química que permite obtener los recursos necesarios para que funcionen a la perfección. Con esto queremos decir que los dientes necesitan nutrientes para estar sanos y fuertes y, así, poder llevar a cabo correctamente este proceso.

 

Dicho esto, parece lógico que, si necesitamos hacer dieta, sea muy importante elegirla correctamente. ¿Cuál es la mejor dieta? Pues indudablemente una dieta equilibrada. La dieta equilibrada debe contener alimentos de todos los grupos alimenticios para que nos aporten todos los nutrientes necesarios. Además, esta dieta debe ser rica en fósforo (alimentos de origen animal y vegetal ricos en proteínas), calcio(lácteos, espinacas, higos, brócoli…), fibra (frutas, verduras, cereales, especias, legumbres…) y vitaminas A (leche, albaricoque, melón, tercera, pollo…), C (fresas, cítricos, pimiento, papaya…), B2 (champiñones, huevo de gallina, hígado, almendra…), B3 (cacahuetes, jamón serrano…) o B12 (pescados, moluscos, crustáceos…). Y es evidente que las dietas exprés no lo son: algunas de estas dietas son pobres en proteínas o bajas en grasas y otras, ricas en proteínas, por ejemplo.

La característica común de las dietas milagro es que carecen de alguno de los grupos de nutrientes esenciales para que nuestro organismo, y en él incluimos dientes y encías, funcione como es debido.

 

Si todavía no ves muy claro en qué puede afectarte llevar a cabo alguna de estas dietas milagro (ya sea la de la piña, la de la pasta o la de la alcachofa), sigue leyendo. A continuación te advertimos de cómo afecta concretamente a la salud de tu boca la falta de algunos de los mencionados nutrientes.

 

La vitamina D es esencial para la absorción de calcio. Las dietas exprés pueden afectar la absorción de vitaminas solubles en grasa, por lo que perjudica directamente a tu salud bucal.

 

La ingesta de grasas puede llegar a generar estrés y ansiedad. ¿Por qué? Por la producción de dopamina derivada de dicha ingesta de grasas y la ausencia de ácidos grasos, como el Omega3. ¿Cuál es la afectación bucal provocada por el estrés y la ansiedad? El bruxismo y sus consecuencias.

 

Las dietas bajas en hidratos de carbono suelen causar mal aliento: el organismo reacciona ante esta ausencia quemando grasas y el resultado es el mal aliento.

 

La falta de hidratos de carbono también puede llevar a un déficit de vitaminas. La falta de vitaminas, a su vez, puede llegar a reducir la salivación, aumentar las infecciones o producir llagas en la boca. ¡Incluso puede llegar a alterar el sentido del gusto!

 

La falta de vitaminas, además de cuanto acabamos de indicar, también puede provocar gingivitis, periodontitis y todo cuanto implique al sistema inmunológico. Además, la absorción del calcio se ve directamente perjudicada; esto pone en riesgo a la estructura y la fijación de los dientes.

 

¿Todavía te estás planteando llevar a cabo una dietas exprés? Con una alimentación equilibrada y saludable conseguirás los mejores resultados en más tiempo, eso sí, pero también más duraderos. Si por el contrario, ya la has realizado y crees que necesitas una visita al dentista para que valore la salud de tus dientes, ten presente que en cualquiera de las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® pueden ayudarte.

Son tantos los cambios que se producen en la vida de la mujer embarazada que no es extraño olvidarse de algo tan rutinario como cuidar de la salud bucodental. Que si revisiones, que si análisis, que si pruebas de azúcar, que si las tan esperadas ecografías… Durante nueve meses, son constantes las modificaciones que la mujer experimenta, no solo en su día a día sino también en su cuerpo.

 

La importancia de la salud bucodental en mujeres embarazadas

Normalmente, y más hoy en día, la mujer embarazada tiende a cuidarse mucho, sobre todo en cuanto a aquello que come. La intención siempre es no coger demasiados quilos para que luego el esfuerzo para rebajarlos sea menor. Sin embargo, hay otro factor igual o más importante que en ocasiones se descuida: la salud bucodental. En otras palabras: los buenos hábitos en cuanto a la salud dental se refiere. No solo hay que cepillarse los dientes tres veces al día, por ejemplo, sino que hay que visitar al dentista en algún momento del embarazo. ¿Por qué? Porque la mujer embarazada, en su estado, puede sufrir más caries, enfermedades de las encías, erosiones en los esmaltes de los dientes y es más propensa a tener la boca seca. Veamos por qué se acentúan estas patologías precisamente durante el embarazo.

 

La caries: por qué es más fácil de que aparezca

Es habitual que, durante los tres primeros meses, la mujer embarazada sufra náuseas y vómitos. Y son estos vómitos, a causa del ácido que desprenden sobre los dientes, los culpables de posibles apariciones de caries, puesto que actúan de forma muy negativa sobre el esmalte. Además, hay que tener en cuenta que muchas mujeres, debido a las fuertes náuseas y al malestar que estas les provocan, dejan de cepillarse del mismo modo como lo hacen habitualmente. Esto supone una mala higiene dental, aunque, por suerte, solo temporal.

 

También relacionado con cuanto acabamos de decir, una de las recomendaciones hacia las mujeres embarazadas es comer con más frecuencia (aunque menos cantidad). Esto ocasiona que no siempre sea posible cepillarse los dientes. Las caries, así, pueden aparecer con mayor facilidad.

 

¿Qué pasa con el tercer trimestre?

Ya en el tercer trimestre, con bastante frecuencia, aparece el denominado reflujo. Esta patología tiene un efecto extremadamente negativo sobre los dientes. Las mujeres embarazadas deben saber que pueden seguir unas pautas para minimizarlo: evitar alimentos ácidos, no acostarse justo después de las comidas o intentar dormir un poco incorporadas.

La encías también deben cuidarse durante el embarazo

La gingivitis, o enfermedad de las encías, también es muy común entre las mujeres embarazadas. Recordemos que la gingivitis se produce porque la placa dental se queda acumulada entre los dientes e inflama las encías. ¿Cuáles son los síntomas de la gingivitis? Unas encías más rojas y que sangran con frecuencia. La razón por la cual las mujeres embarazadas tienen el riesgo de padecer gingivitis es porque los niveles hormonales aumentan y, por lo tanto, la encía reacciona de forma mucho más exagerada ante la presencia de irritantes en la placa. Cuanto hay que tener en cuenta es que es la placa la que provoca la gingivitis; las hormonas no tienen nada que ver directamente. Un buen cepillado será en este caso la mejor solución.

 

Sin duda alguna, las visitas al dentista deben realizarse con regularidad siempre, antes, durante y después del embarazo. De esta manera, el profesional de confianza realizará las revisiones pertinentes para descartar posibles caries o cualquier otra patología. También podrá realizar, si es necesario, la limpieza bucal adecuada. Así es que, si estás embarazada, localiza la clínica dental con el Sello de Calidad DentalQuality® más cercana y ellos te ayudarán a mantener tu boca en perfectas condiciones. Además te proporcionarán los mejores consejos para que pases tu embarazo tranquilamente, en cuanto a salud bucodental se refiere. ¡Ah! Y… ¡enhorabuena!

Negociar no es vender. En las ventas entran en juego aspectos como la persuasión y el poder de convicción; en la negociación, además de la persuasión, se lleva a cabo la resolución de un conflicto entre dos partes: en este caso, la clínica dental  y, por ejemplo, el proveedor. Como sabemos que la negociación, en cualquier ámbito, no es algo fácil, queremos proponer las mejores técnicas de negociación en 7 fases: preparación, discusión, señales, propuestas, intercambio, cierre y acuerdo. Empecemos.

Fase 1: Preparación.

Es la fase en la que se deben preparar los objetivos de la negociación, es decir, qué se quiere conseguir y cómo hacerlo. Para ello se deberán tener en cuenta los propios objetivos, la posibilidad de realizar descuentos si es necesario y si es posible o no ceder ante las peticiones de la otra parte.

Fase 2: Discusión.

Aunque este término habitualmente conlleva una cierta connotación negativa, la fase de la discusión es la que implica la conversación entre ambas partes. Es decir, donde clínica y proveedor, en este caso, hablan para descubrir las actitudes y los intereses de cada parte. La conversación o discusión es un punto clave para empezar a entendernos.

Fase 3: Señales.

Las señales son el medio que utilizan las partes que participan en la negociación para indicar su disposición (o no disposición) a llevar adelante la negociación: cuando se indica, por ejemplo, que no están de acuerdo con la propuesta. Debemos tener en cuenta que en cualquier negociación las posiciones no están siempre en el mismo punto sino que van moviéndose: en ocasiones este movimiento acerca a las partes pero en otras, las aleja. Por esta razón, las señales son muy importantes y normalmente las podemos detectar en las primeras fases de la negociación.

Fase 4: Propuestas.

Como te puedes imaginar, la propuesta es aquello por lo que hemos iniciado la negociación, aquello que se desea conseguir, el objetivo. Por lo general, no hay que arriesgarse demasiado en el momento de las propuestas, sino al contrario, estas deben ser cautelosas. Debemos pensar que podemos salir de una discusión a causa de una señal que hemos detectado y que lleva directamente a una propuesta. Además, esta propuesta puede ser diferente a la posición con la que se ha iniciado la negociación. Por todo ello, hay que ir poco a poco y sin prisas.

Fase 5: Intercambio.

Hemos llegado a la fase más intensa de la negociación. En ella, ambas partes implicadas, en este caso, clínica y proveedor, tratarán ya de obtener algo a cambio de renunciar a otra cosa. Por esta razón, la fase del intercambio es la que exige más atención y concentración por ambas partes negociadoras. Hay que tener en cuenta que todo cuanto se proponga será para obtener algo a cambio.

Fase 6 y 7: Cierre y acuerdo.

Son dos fases en una, el cierre de la negociación y el acuerdo. De hecho, ambas se complementan, puesto que la finalidad del cierre es llegar a un acuerdo, ¿verdad? En cualquier caso, es imprescindible que el cierre de la negociación se lleve a cabo de forma segura y firme. Ten en cuenta, además, que para que este acuerdo sea aceptado deberá satisfacer un número elevado de las necesidades de la otra parte con la que estás negociando. Para ello, entran en juego de manera relevante movimientos estratégicos que, según cómo se lleven a cabo, nos permitirán conseguir, no solo un acuerdo satisfactorio, sino también un acuerdo inmejorable.

Ya lo ves, sea cual sea la especialidad dental con la que se trabaje, es necesario negociar y hacerlo bien con múltiples proveedores.  Ya sea por ejemplo que estés negociando con proveedores de aparatología y servicios técnicos, anestesia, fresas, higiene dental, composite, implantología, o por ejemplo con laboratorios protésicos, te conviene llegar a buen puerto, ¡por el bien de tu negocio y por supuesto de los pacientes, que disfrutarán de los beneficios de tu negociación de manera indirecta!

Te interesará saber que las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® gozan ya de condiciones especiales con más de 60 de los mejores proveedores del sector como Straumann, Henry Shein®, ImperOrtho, Inibisa, IPD, 3M, BrokerDental, Zimmer Biomet,  entre otros. Si eres un profesional del sector dental y necesitas ayuda en este aspecto, ponte en contacto con nosotros y te informaremos de cómo formar parte del Sello de Calidad DentalQuality®.

(31 Mayo Día Mundial sin Tabaco)

Fumar es uno de los peores hábitos para la salud. Se podría enumerar una gran lista con los peligros que atañe el tabaco a nuestra salud, pero en este artículo nos centraremos en los que afecta a la salud bucal, que por otra parte no son pocos.

 

Seguramente conocerás los más típicos y que están a la vista de todos como la halitosis, aparición de manchas y pérdida del blanco natural. Pero, el consumo de tabaco puede degenerar en peligrosas enfermedades bucodentales. Aprovechando que hoy es el Día Mundial sin Tabaco, desde DentalQuality® os detallamos los efectos más dañinos del tabaco en nuestra salud bucal:

 

 Aparición o aumento de la halitosis

 Las sustancias de los cigarros como el propio tabaco, el alquitrán y otros aditivos generan un olor en el aliento que puede provocar o aumentar la aparición de halitosis.

Además, el tabaco produce sequedad bucal e irritación en la boca y vías respiratorias, lo que contribuye a la falta de higiene bucal y aparición de olores.

 

Pérdida del blanco natural

 La pérdida del blanco natural de los dientes es uno de los efectos más evidentes del consumo de tabaco. Los dientes tienden a cambiar de color a un tono amarillento muy antiestético.

 

Disminución del riego sanguíneo de las encías

El tabaco produce una reducción del riego sanguíneo de las encías, lo que puede dificultar el diagnóstico de algunas enfermedades.

Las encías de los fumadores presentan un color más pálido y suelen estar menos inflamadas debido a la falta de riego. Esto hace muy difícil detectar enfermedades como la enfermedad periodontal que suele detectarse gracias al sangrado de encías. Asimismo los fumadores tienen tres veces más riesgo de sufrir una periodontitis.

 

Aumento de infecciones 

 Por otro lado, el tabaco dificulta la cicatrización de las heridas bucales, favoreciendo las  infecciones. Además, el tabaco altera la composición bacteriana y aparte de favorecer la aparición de las infecciones, dificulta el tratamiento frente a estas aumentando el dolor y ralentizando el tiempo de curación

 

Fracaso en los implantes dentales

 Los fumadores doblan la tasa de fracaso en el tratamiento de implantes dentales a las personas que no consumen tabaco. Por este motivo, el tabaco es considerado un factor clave en el fracaso de este tipo de tratamiento, propiciando además  infecciones en los implantes.

 

 

 

Riesgo de cáncer oral 

 El 80% de los casos de cáncer oral se deben al tabaco. Es más que evidente que los fumadores son los más propensos en sufrir esta enfermedad ya que el tabaco contiene un alto número de sustancias cancerígenas, entre las que destacan la nicotina y el alquitrán.

El cáncer oral tiene una gran tasa de mortalidad y si además de fumar se consume alcohol los riesgos se multiplican.

 

Aparición de enfermedades bucodentales

 Además de todo lo anterior, el tabaco ejerce un fuerte efecto en la aparición de enfermedades peligrosas como la ya mencionada  periodontitis, la  leucoplasia o la candidiasis oral entre otras.

 

Esperamos que esta información haya sido de utilidad y queremos recordarte que los profesionales que trabajan en las clínicas certificadas con Sello de Calidad DentalQuality® pueden ayudarte a disfrutar de una salud plena. Si tienes cualquier tipo de molestias tan solo tienes que visitar tu clínica más cercana, y los profesionales de estos centros te ayudarán.