5 consecuencias del tabaco en la salud oral

blanqueamiento-blog1

5 consecuencias del tabaco en la salud oral

El tabaquismo es uno de los hábitos más perjudiciales para nuestra salud. Según la última encuesta del INE, en nuestro país una de cada tres personas es fumadora habitual. De hecho, se calcula que dentro de unos años el tabaco será la primera causa de muerte prematura.

En este sentido es muy importante tomar conciencia de que el tabaquismo es un hábito muy perjudicial para la salud general y también para nuestra boca. Al igual que fumar cigarrillos, el hábito de mascar tabaco influye negativamente en nuestra salud oral. Los profesionales de DentalQuality® te explican 5 consecuencias del tabaco en nuestra boca:

  1. Halitosis. También conocida como mal aliento, es una de las primeras consecuencias bucodentales del tabaquismo. Mantener una buena higiene oral ayuda a combatir la halitosis, pero los fumadores son más propensos a desarrollarla.
  2. Estética. Uno de los efectos más visibles del tabaco es la pérdida del tono blanco en los dientes. Así, es habitual que los dientes de los fumadores adopten un aspecto amarillento. También pueden surgir manchas en la superficie de los dientes, algo que resulta poco estético.
  3. Retraso en la cicatrización. Tras una intervención dental de cualquier tipo, el tabaco puede provocar un retraso en el proceso de cicatrización. También puede ocurrir con otros tipos de heridas como llagas, irritaciones bucales… Fumar durante la cicatrización puede provocar la infección de la herida, de modo que el proceso se alargará mucho más de lo habitual.
  4. Enfermedades periodontales. El tabaquismo reduce y altera las defensas inmunológicas del cuerpo. Esto favorece el desarrollo de las distintas enfermedades periodontales: gingivitis y periodontitis. Los principales síntomas de estas enfermedades son la inflamación y el sangrado de las encías, por la acumulación de placa bacteriana en la boca. La gingivitis es reversible si se acude al odontólogo de confianza a tiempo. Pero una gingivitis sin diagnosticar o mal tratada puede evolucionar a la periodontitis, que en muchos casos no es reversible. En sus fases más avanzadas, se puede llegar a la pérdida de la pieza dental. Así, el tabaco es uno de los principales motivos del desarrollo de estas enfermedades bucodentales.
  5. Cáncer oral. El tabaco es, juntamente con el consumo de alcohol y algunas deficiencias nutricionales, la principal causa del cáncer oral. Varios estudios han demostrado que los pacientes fumadores tienen un riesgo hasta cinco veces superior respecto los no fumadores para desarrollarlo.

En las clínicas certificadas con el Sello de Calidad DentalQuality® te ofrecerán diversos tratamientos para solucionar los efectos del tabaco sobre dientes y encías. Si bien el tabaquismo es uno de los hábitos más perjudiciales para la salud general, nuestra boca es especialmente susceptible a sus efectos. Por ello se recomienda abandonar este hábito, algo que nos ayudará a llevar una vida más sana y a lucir una sonrisa más radiante.